U L T I M A S
Inicio / Actualidad / ATE rechaza la eliminación del monotributo Social Agropecuario

ATE rechaza la eliminación del monotributo Social Agropecuario

Las trabajadoras y trabajadores agremiados en ATE de la Secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial rechazamos la decisión del Ministerio de Agroindustria de la Nación de eliminar el Monotributo Social Agropecuario, herramienta fiscal creada para incluir las actividades económicas de las familias rurales del país al mercado comercial formal y acceder a la obra social y jubilación a costo cero por parte de la persona beneficiaria del sector.

Quienes somos parte, en nuestro caso como trabajadores, de las políticas públicas específicas para la Agricultura Familiar, observamos un proceso crítico de abandono del Estado al apoyo sostenido y activo para la promoción del desarrollo integral del sector. El nuevo gobierno desde su inicio a aplicado olas de despidos en la institución, 250 compañeros y compañeras en 2016 y más de 160 en abril de 2018, reduciendo la planta del personal más de un 20%, sumando que la totalidad del mismo presenta precariedad laboral con contrataciones transitorias o monotributo. Existe un desfinanciamiento total de la política pública, iniciada paulatinamente hace cinco años atrás, y es completa en la actualidad no contando con financiamiento propio para proyectos del sector. La orden directa de los actuales funcionarios es conseguir financiamiento de otros organismos, sean del Estado nacional, provincial o municipal y hasta de organismos internacionales, para cubrir las necesidades estructurales que presenta el sector; que lleva a que compita con otros sectores sociales, especialmente urbanos, por los mismos. Este desfinanciamiento es más grave aún con la no incorporación de presupuesto en la Ley 27.118 de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar y la no reglamentación en la actualidad para su aplicación. También el retiro de programas o apoyos de otras instituciones que trabajaban orientados hacia la Agricultura Familiar, por ejemplo Cambio Rural, que fue modificado para atender en la actualidad a productores más capitalizados. O los despidos en INTI y SENASA, el desfinanciamiento y desguace del INTA.
Y ahora una nueva medida que hace retroceder aún más el apoyo del Estado al sector, como es la eliminación del Monotribusto Social Agropecuario. Esta herramienta fiscal representa una medida fundamental para incorporar las diversas producciones de la Agricultura Familiar al mercado formal ya que cuentan con factura oficial; modificando uno de los problemas más importantes del sector como es la informalidad, producto de otros problemas estructurales como las dificultades al acceso a los recursos naturales, incluirse de manera ventajosa en los circuitos de comercialización no perdiendo rentabilidad en manos de los intermediarios; o el acceso a la salud, educación o vías de comunicación adecuadas que impactan de manera directa en la actividad productiva de las familias rurales todos los días. También la herramienta permite el acceso a la jubilación por parte del beneficiario y la cobertura de obra social del grupo familiar. Es por los problemas estructurales antes señalados que el Estado decidió otorgar a costo cero el Monotributos Social Agropecuaria, como política pública central para el desarrollo de la Agricultura Familiar en el país.
Con la eliminación, el productor y productora deberá pagar la mitad del Monotriubuto Social, en un contexto donde cada vez son mayores las dificultades en la venta de sus productos y el encarecimiento del pago de servicios, como por ejemplo el aumento del costo de la electricidad para quienes tienen pozos de agua para regar sus cultivos, entre otros aspectos que agravan la situación de la familia rural y que empujan a abandonar la actividad y el lugar donde viven.
Y especialmente, se demuestra una voluntad política adversa de apoyar al sector en su desarrollo, en el marco de las medidas negativas antes señaladas de despidos y desfinanciamiento; mientras el mundo señala lo contrario, como la declaración del “Decenio de la Agricultura Familiar 2019-2028” por parte de las Naciones Unidas, que invita a fortalecer las políticas públicas existentes.
Es por eso que pedimos revertir la medida tomada y mantener el Monotributo Social Agropecuario a costo cero para el productor o productora de la Agricultura Familiar, como también profundizar el apoyo al sector en mejorar la comercialización, la infraestructura productiva, el agregado de valor y el acceso a los recursos naturales.

Además

Jueves Frio y con probabilidad de Lluvias aisladas

Según datos proporcionsdos por el Servicio Meteorológico Nacional, en la mañana de este jueves  se …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: