U L T I M A S
Inicio / Actualidad / Casas de la Cámara Argentina de Maíz Pisingallo conforme con la baja de las retenciones

Casas de la Cámara Argentina de Maíz Pisingallo conforme con la baja de las retenciones

Cuando el maíz llega del campo no está listo para ser usado por la industria o los consumidores, hay que agregarle un 100 por ciento de su valor entre lo que recibimos y lo que llega, por eso creemos que es un reconocimiento a este salto”, apuntó Sergio Casas, socio fundador de Snack Crops, empresa líder en la producción y exportación de pisingallo que también comercializa chía, girasol confitero, poroto mung y garbanzo.

Recién cuando el maíz está en un rango de 14 a 14,5% de humedad y todos bien parejos es cuando se puede estabilizar y pensar en un producto de calidad que “explote de la mejor manera”. “Por eso, siempre creímos que incluirlo en la baja de retenciones asemejándolo a otros productos con valor agregado es un acto de justicia por parte del Gobierno, lo celebramos y agradecemos”, expresó Casas.

Vale recordar que la semana pasada a partir del decreto 464/2019, se benefició al sector arrocero, las frutas frescas de pepita, cítricas y de carozo, cerezas, uvas, ciruela desecada, hortalizas como el ajo, la cebolla, o calabaza, el maní, la ciruela para industria, arándanos, nuez pecán, legumbres, pistachos y miel, entre otros, con la reducción de 4 a 3 pesos de retención por dólar exportado. Son 207 posiciones arancelarias que pagarán 25% menos de retenciones.

Ahora bien, además de las retenciones restablecidas a partir de septiembre de 2018,al pisingallo se le aplicó una reducción en el reintegro impositivo que percibían.

“La baja fue del 3,4 que teníamos a 1%, con lo que nos dieron un doble golpe y habíamos perdido muchísima competitividad, que ahora recuperamos en parte”, advirtió Casas. Vale recordar que, años atrás ese reintegro era del 6,8%.

Entre reintegros y derechos de exportación Casas contó que estaban pagando 50 dólares por tonelada de los 480-500 FOB a los que se vende.

Desde la Cámara Argentina de Maíz Pisingallo (CAMPI), que Casas preside, hace meses que vienen reuniéndose con funcionarios del Gobierno Nacional por estas cuestiones. Finalmente algo se logró. “Es un paso en la dirección correcta, y valoramos que siempre nos escucharon estos meses, el tema es que no nos alcanza todavía para competir de igual a igual con Brasil, Sudáfrica, Francia, ni hablar con Estados Unidos”, dijo Casas.

Para el directivo de Snack Crops la incentivación de las exportaciones es lo que Argentina nececsita. “Generar divisas, vender trabajo argentino al mundo y es lo que hacemos con estas especialidades”, apuntó.

Impacto acuerdo Mercosur-UE

Uno de cada dos contenedores con maíz pisingallo que sale para Europa sale de la planta de Snack Crops en Pehuajó. Una planta modelo, de las más modernas fuera de Estados Unidos, que procesa 30.000 toneladas de pochoclo por año.

“El acuerdo es una gran oportunidad, un gran partido para jugar pero si llegás preparado, si no, podés comerte una goleada”, graficó de manera sencilla Casas respecto del acuerdo recientemente firmado entre el bloque Mercosur y la Unión Europea.

“Tenemos que estar alineados sector público, sector privado, y todos estar a la altura para competir con los mejores del mundo y los más exigentes, porque si tenemos esquemas de costos fiscales desalineados con los que tienen en la Unión Europea vamos a estar entrando con una mochila grande y pesada”, dijo.

“Para Argentina es central vincularse, conectarse con el mundo es lo que Argentina necesita, tiene que seguir saliendo de la endogamia que vivimos en las últimas décadas mientras tenemos un potencial enorme ahí afuera esperándonos, y que otros países alrededor nuestro supieron captar”, dijo Casas. Y agregó: “Por eso, el acuerdo es bueno, el logro es enorme, la oportunidad está al alcance de la mano, pero hay que prepararse, como un examen, tenés que ir preparado, porque si no te van a bochar”.

Sobre el pisingallo

El de maíz pisingallo es un negocio que hace 25-30 años no existía en Argentina. Hoy Argentina es el primer exportador mundial. Cada campaña se siembran unas 50.000 hectáreas y se producen alrededor de 220.000 toneladas.

Este negocio globalmente lo lidera Estados Unidos, con 450.000 toneladas, que también es el primer mercado de consumo con unas 350.000 toneladas.

El segundo productor es Argentina con esas 220.000 toneladas, seguido por Brasil con 200.000 y otros orígenes como Francia y Sudáfrica. Pero al analizar la exportación, el líder es Argentina, que exporta casi toda su producción, a diferencia de Estados Unidos que queda con un saldo exportable de 100.000 toneladas.

Clarín Rural

Además

Esto dice el decreto de Mauricio Macri que congela por 90 días el precio de los combustibles

El texto, que se oficializa este viernes, fundamenta que “es obligación del Poder Ejecutivo Nacional …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: