Miércoles ,12 diciembre 2018
Inicio / Actualidad / Claves para asegurar las cosechas

Claves para asegurar las cosechas

Casi el 40% de los cultivos del mundo se pierden por las malezas, insectos y enfermedades. Y podría ser peor.

Los rendimientos de los cultivos que son la fuente de los alimentos para la humanidad, se defienden de la competencia con las malezas, insectos y limitantes impuestas por las enfermedades, con los fitosanitarios.

Casi el 40% de las cosechas potenciales del mundo se pierden a causa de malezas, insectos y enfermedades. Estas pérdidas podrían duplicarse sin la aplicación de los fitosanitarios y las prácticas enfocadas a la protección de cultivos. Productores convencionales y orgánicos utilizan algún tipo de herramienta para proteger sus cultivos.

Hoy hacemos foco en las aplicaciones de fitosanitarios o agroquímicos con precisión que configuran una de las herramientas que permiten producir alimentos en cantidad y calidad para los 6.000 millones de habitantes del mundo, y que harán posible dicha producción a otra escala, para los 9.600 millones de habitantes del año 2050. Se precisa impulsar fuerte el conocimiento para entender los fundamentos básicos de las aplicaciones de fitosanitarios, para darse cuenta que sin esta herramienta, junto a la genética, difícilmente se puedan alcanzar los objetivos impuestos por la evolución de la humanidad.

Ha sido fuerte el sostén brindado por las empresas que desarrollan y producen nuevas moléculas más selectivas, eficientes y de inocuidad creciente. Y todo ese desarrollo pasa por el saber del aplicador en el campo, que maneja herramientas como la pulverizadora, las pastillas y la puesta a punto de esta conjunción, sin la cual gran parte del esfuerzo se desperdicia por mal uso, por distribuciones ineficientes. El proceso conformado por factores como el desarrollo de fitosanitarios, las pulverizadoras, las pastillas, y el manejo del conjunto funciona como la Ley del Mínimo: el nivel de eficiencia alcanzado será el que permita alcanzar el factor menos correctamente manejado. Es decir, que el recurso más escaso define el resultado y no la suma de todos los recursos puestos en juego. La pericia en el lote es tan importante con el trabajo de desarrollo de químicos y quien va en la cabina del equipo es el factor determinante, como el arquero en el equipo de futbol. Pocas veces se ve desde la tribuna, pero si no responde en el minuto crucial, todo se pierde. Claro que las pérdidas más que goles en contra son: encarecimiento de la producción por la necesidad de repetir tratamientos en fases más avanzadas del problema que precisarán mayores dosis, reducción o pérdida de rinde, contaminación ambiental, aumento de las dosis que implican todo lo anterior, hasta magnificación de los problemas de contaminación debido a intereses políticos y económicos faltos de fundamento.

Sintonizando más finamente se pueden mencionar aspectos de manejo de las aplicaciones (pulverizaciones) tales como: (todos son importantes por igual)

a) cambio de la pastilla en función del objetivo a alcanzar, ya que no es lo mismo llegar a una maleza en un rastrojo que llegar a un hongo en el tercio próximo al suelo del follaje tupido de una soja. Como tampoco es lo mismo trabajar con condiciones de clima de las 3 de la mañana que de las 3 de la tarde. No se pueden esperar las condiciones propicias para aplicar porque se pierde capacidad de trabajo (esto refiere a la humedad y temperatura ambiente y la velocidad del viento). La única condición que no es manejable es la inversión térmica y durante ella no se puede pulverizar. Los picos múltiples existen para este cambio ágil de pastillas. Es importante saber usar el catálogo de las pastillas instaladas.

b) Usar coadyuvantes, en su justa proporción para mejorar la llegada de las gotas al objetivo y para mejorar la calidad de agua de aplicación.

c) Recurrir a fuentes de agua limpia. El agua con suciedades como tierra y restos vegetales desactivan los productos y elevan  las dosis necesarias para el logro de los mismos controles.

d) Verificaciones previas de pocos centímetros cúbicos de las mezclas a hacer en el tanque. Los productos no se han hecho para mezclarse y se lo mezcla para bajar costos de operación. Se precisa un conocimiento preciso de las mezclas que se son posibles y las que no.

e) Limpiar internamente del equipo con limpiadores comerciales que sean desincrustantes, y verdaderos limpiadores de productos que se adhieren a las paredes de los tubos, de los filtros y del tanque.

f) Controlar el tamaño, cantidad, uniformidad y deriva de las gotas con el uso de tarjetas hidro sensibles y la lupa cuenta hilos de 10 aumentos o más.

g) Mantener la distancia del pico al objetivo, y para ello se precisa mantener la horizontalidad del barral.

h) Observar que la nube de gotas se mantenga por debajo del barral.

Por último, el conocimiento y manejo de todos estos aspectos por parte del operador es el mínimo necesario para lograr buenas aplicaciones, por ello su entrenamiento es decisivo.

Además

Avanzarán con revisión de canteras en la ciudad de Catamarca

El intendente de SFVC, Raúl Jalil, y miembros del gabinete municipal recibieron a autoridades provinciales …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: