U L T I M A S
Inicio / Actualidad / Cómo disminuir el riesgo de pérdidas del Maíz ante el calor

Cómo disminuir el riesgo de pérdidas del Maíz ante el calor

Un informe realizado por expertos del INTA, la Cámara Argentina de Contratistas Forrajeros (CACF), la Universidad Nacional de Villa María, asesores privados y técnicos de empresas del sector detalla recomendaciones para el ensilado de maíces afectados por estrés hídrico y calórico, tratando de disminuir las pérdidas de materia seca.

Según el documento, ante una situación de lotes afectados por baja producción de granos muchos productores han decidido ensilar no sólo los lotes que se sembraron con el objetivo de picarlos, sino también algunos que tenían destino cosecha.

“Las altas temperaturas de diciembre y la falta de lluvias afectan a los maíces en floración, período crítico de mayor demanda de agua, y en ciertas regiones se ha producido disminución de rendimientos y casos extremos con aborto de espigas y no formación de granos”, señala el documento.

Los expertos explican que resulta fundamental tomar ciertos recaudos y privilegiar la calidad de la planta, ya que el proceso de fermentación del silaje genera grandes cambios químicos con pérdida de nutrientes, y es importante acortar el tiempo de duración de los procesos para lograr mayor cantidad de forraje conservado de alta calidad.

Para ello, aconsejan tener en cuenta los días de madurez fisiológica de los híbridos con respecto al porcentaje de materia seca (MS) que se puede acumular, ya que se puede adelantar la fecha de picado de un material que aún le queda tiempo de desarrollo.

Además, hay que considerar la altura de corte adecuada a la condición de cultivo: en el caso de un cultivo muy seco (más de 40% MS) los profesionales recomiendan disminuirla ya que la parte basal de la planta contiene más humedad, facilitando la compactación del silo.

En el caso de cultivos con aborto de espigas, el productor debe privilegiar la calidad de la planta completa y prestar atención al contenido de materia seca, la cual no debería ser menor al 30%, ya que produciría pérdidas por efluentes y desarrollo de bacterias. En estos casos recomiendan aumentar la altura de corte, superando los 35 cm.

Además, el trabajo aclara que en las zonas donde la situación es crítica y se tome la decisión de picar el cultivo y ensilarlo para liberar el lote pensando en la siembra de soja, se debe tener presente que puede tratarse de maíces con nivel de materia seca inferiores al 30% que poseen más de 70% de su peso en agua.

“En estos casos, la clave es evitar el corte directo que se realiza normalmente en maíz y realizar un corte con una segadora o cortadora, efectuar un pre-oreo del maíz, con el objetivo de perder humedad y luego recolectar el mismo cuando alcance al menos 35% de MS con la picadora equipada con un cabezal pick-up“, explica el informe.

En tanto, en la compactación de cultivos con pre-oreo recomiendan reducir el tamaño de picado a 14 mm (largo teórico), privilegiando la compactación en detrimento del efecto de “fibra efectiva”.

Por último, para el almacenaje en silos bolsa se recomienda elegir terrenos parejos, utilizando embolsadoras que posean mayor largo de túnel y controlar el estiramiento del plástico. Además para mejorar la fermentación láctica es recomendable la utilización de inoculantes homofermentativos, incorporando bacterias específicas a tasas mayores a 100.000 UFC/g de silo (Unidades Formadores de Colonia por gramo de silo).

Además

Aumenta la temperatura pero siguen las precipitaciones

El tiempo inestable, con abundante nubosidad y temperaturas templadas a cálidas con lluvias y tormentas …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: