U L T I M A S
Inicio / Actualidad / Con un déficit de US$ 3.820 millones en el 2018 la balanza comercial cerró y se achicó a la mitad

Con un déficit de US$ 3.820 millones en el 2018 la balanza comercial cerró y se achicó a la mitad

En 2018 el saldo de la balanza comercial cerró con un déficit de US$ 3.820 millones, menos de la mitad que los US$ 8.309 millones del año anterior según informó -hoy- el Instituto Nacional de Estadística y Censos. Este resultado se obtuvo luego de que en diciembre el intercambio dejara un saldo favorable de US$ 1.369 millones. El cambio de signo del saldo de la balanza comercial (en diciembre de 2017 había sido deficitario) se debió tanto a menores importaciones como a mayores exportaciones. El impulso en los envíos al exterior, vino por los sectores vinculados a la energía y las manufacturas de origen industrial. En 2017, el intercambio había mostrado un déficit de US$ 786 millones.

Fuentes del ministerio de Economía enfatizaron que “las exportaciones de bienes crecieron por tercer año consecutivo. Después de aumentar 1,9% y 1,3% en 2016 y 2017 respectivamente, en 2018 crecieron 5,1%. Todo esto a pesar de que el país sufrió la peor sequía de los últimos 50 años”, señalaron.

Los números de diciembre de 2018 arrojaron lo siguiente:  las exportaciones alcanzaron U$S 5.282 millones  y las importaciones U$S 3.913 millones. Con lo cual, el intercambio comercial registró un valor de U$S 9.195 millones, 7,5% inferior respecto de diciembre del año anterior.

Las exportaciones en diciembre aumentaron 15,4% (U$S 705 millones) respecto de diciembre de 2017. Los precios bajaron 3,6% y las cantidades aumentaron 19,7%. Las exportaciones de productos primarios aumentaron de manera interanual 36,9%, las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario (MOA), 11,8%; las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI), 9,9% y las exportaciones de combustibles y energía cayeron 13,5%. En términos desestacionalizados, las exportaciones totales de diciembre aumentaron 1,7% respecto del mes anterior.

Por su parte, las importaciones en diciembre disminuyeron 27,1% respecto a igual mes del año anterior (U$S -1.451 millones). Los precios subieron 1,8% y las cantidades se contrajeron 28,3%.

En este contexto, las que mas cayeron fueron las importaciones de bienes de capital (38%); las de combustibles y lubricantes, (33,9%); las de piezas y accesorios para bienes de capital, (22,9%); las de bienes de consumo, (33,7%) y las de vehículos automotores de pasajeros, 62,8%. Y aumentaron  las compras de bienes intermedios, debido al fuerte aumento de las importaciones de porotos de soja. En términos desestacionalizados, las importaciones de diciembre de 2018 aumentaron 1,8% respecto del mes anterior.

Según los datos oficiales, el balance comercial energético, fue deficitario en US$2.339 millones, el más bajo desde 2012, lo que se explica por el muy buen desempeño de las exportaciones del sector.

En cuanto a las expectativas de la balanza comercial durante este año, la consultora LCG, señala:  “Para 2019 esperamos que la balanza comercial vuelva a arrojar superávit, que estimamos en US$ 7.000 millones. De ser así, sería el mejor saldo desde 2012.

Según esta consultora, la mejora vendrá, sobre todo, del lado de las exportaciones asociado a la mejora de la cosecha, a la recuperación del crecimiento esperado para Brasil y la ganancia de competitividad tras la devaluación también ayudarán.

También para la consultora Ecolatina, las exportaciones crecerían en torno a 7% y las importaciones retrocederían alrededor de 10% en el acumulado del 2019. Según la visión de sus economistas, la incertidumbre electoral impactará de manera positiva en este frente: “las presiones cambiarias que traerían las elecciones impulsarían al tipo de cambio y, con él, a la inflación. Este combo negativo para el poder adquisitivo podría golpear aún más a las compras externas a la par que apuntalaría la competitividad cambiaria y posicionaría a las exportaciones como una salida contracíclica. En consecuencia, lo que sería un “escenario pesimista” para el resto de las variables, actuaría de manera favorable en el frente externo”, analizó.

Clarín

Además

El INTA ganó la medalla de plata en el Premio Internacional de Inventores

Los investigadores Viviana Parreño y Andrés Wigdorovitz recibieron la distinción en la Categoría Medicina. Es …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: