U L T I M A S
Inicio / Actualidad / La siembra de trigo finalizó con 150.000 hectáreas menos que las previstas

La siembra de trigo finalizó con 150.000 hectáreas menos que las previstas

Al presente informe se da por finalizada la siembra de trigo para el ciclo 2017/18 luego de registrarse las últimas implantaciones de lotes tardíos en el Sudeste de Buenos Aires. Los excesos hídricos que provocaron anegamientos e inundaciones en Buenos Aires, La Pampa, sur de Santa Fe y sur de Córdoba durante gran parte de la ventana óptima de siembra del cereal, provocaron una disminución de 150.000 hectáreas sobre la primera estimación de área al inicio de la campaña (5,5 MHas). Sin embargo, el cereal logró una expansión del 4,9 % en comparación al ciclo previo, gracias a las buenas condiciones climáticas que registró el norte argentino y que permitió compensar en parte las pérdidas en los sectores más afectados del centro y sur agrícola nacional. En cuanto al estado hídrico de los lotes, aún se mantiene una condición de exceso hídrico en gran parte del país que continúa afectando el crecimiento y desarrollo de los lotes implantados. El 34 % de las 5.350.000 hectáreas incorporadas presenta una condición de exceso de humedad, mientras otro 32 % mantiene un estado hídrico óptimo y un 15 % adecuado. A su vez, un 19 % del cereal implantado transita su ciclo fenológico bajo una condición de humedad regular a sequía, concentrado principalmente sobre las regiones NOA y Centro-Norte de Córdoba.

Sobre la región del NOA las elevadas temperaturas que se registraron durante la última semana y la escasez hídrica afecta a los lotes de trigo que se encuentran entre espigazón y floración. En paralelo, en el centro de Chaco los cuadros transitan etapas enológicas desde macollaje hasta principios de espigazón, bajo una presión sanitaria normal con presencia de pulgones. Situación similar ocurre en el Centro-Norte de Santa Fe, región que registró una expansión en el área sembrada con trigo para la presente campaña.

En el centro de la región agrícola se relevaron aplicaciones de fertilizantes nitrogenados con el fin de mejorar la productividad de los lotes que presentan una condición de cultivo buena a excelente. Si bien se registraron pérdidas de área en los sectores más afectados por los excesos hídricos, el cereal mantiene un buen estado en aquellos ambientes altos que sufrieron en menor medida las adversidades climáticas. Sin embargo, el exceso de humedad continúa generando atrasos en las labores de fertilización y aplicación de fungicidas por falta de piso en el Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires.

Por último, en los núcleos trigueros del sudeste y sudoeste de Buenos Aires, el cereal continúa transitando etapas desde emergencia hasta principios de macollaje, bajo un estado hídrico que varía en función de cada localidad. Los excesos hídricos que se mantienen en la región provocaron pérdidas de área que generaron lotes heterogéneos en cuanto al stand de plantas. La presión sanitaria es normal y en aquellos lotes donde la humedad del suelo lo permitió, se realizaron aplicaciones preventivas para enfermedades fúngicas.

Fuente: Bolsa de Cereales de Buenos Aires

Además

En Santa Fe Coninagro no acepta la reforma de la Ley de Fitosanitarios

La Comisión Asesora Regional Santa Fe de la entidad se expidió sobre la ley que …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: