Inicio / Actualidad / Efecto sequía: la molienda cayó a los niveles de 2008 en Santa Fe

Efecto sequía: la molienda cayó a los niveles de 2008 en Santa Fe

Como consecuencia de la sequía, la producción agrícola en Santa Fe registró una caída de 3,6 millones de toneladas en comparación con la campaña anterior, lo que representó US$ 207 millones menos para el sector productivo.

Así se desprende de un informe del Ieral. Las estimaciones más recientes de la Bolsa de Comercio de Rosario prevén una producción nacional de soja de 35 millones de toneladas a nivel nacional, un 39% menos que en el ciclo anterior y US$ 3700 millones menos.

Para Santa Fe, en tanto, las proyecciones marcan un recorte del 30% de la producción (unos US$430 millones menos). En el caso del maíz, la merma será de 560.000 toneladas (12% menos pero US$45 millones más por mejora de precio).

En los primeros cinco meses del año, la molienda de soja ascendió a 13,3 millones de toneladas, 12,5% menos interanual. Hasta marzo, por los stocks acumulados, el nivel fue históricamente elevado, 20% superior al promedio de los 10 últimos años.

En Santa Fe, los problemas de abastecimiento en la industria, consecuencia del desplome de la producción de soja de la actual campaña, surgieron en abril y mayo, con caídas interanuales de 17% y 18% interanual respectivamente, y se prevé que continúen profundizándose. La molienda del bimestre abril y mayo cayó 17,5% y es el menor volumen desde 2008.

A mayo las compras de soja del sector exportador e industrial ascendían a 20,9 millones de toneladas, equivalentes al 60% de la producción estimada para la campaña 2017/18. Del total, 12,5 millones de toneladas fueron compras con precio firme, es decir que de los 35 millones de soja estimados para este año, quedan al mes de mayo 22,5 millones de toneladas con precio sin fijar, mientras que en los 5 últimos años el promedio fue de 39,8 millones de toneladas.

Lechería

Durante los primeros cinco meses del año, la producción de leche a nivel nacional aumentó 8% interanual. Santa Fe lideró el crecimiento en el primer cuatrimestre, con una mejora acumulada del 20,6% en la producción de leche cruda.

El precio promedio pagado al productor santafesino durante el primer cuatrimestre fue $5,89, 16% mayor al de hace un año. Pero con una inflación acumulada del 25% interanual, el poder de compra de los tamberos se redujo un 7 por ciento.

El trabajo, de las economistas Carolina Beltramino y Lorena Picapietra, advierte que se debe considerar el desafío que implican las subas importantes en los precios de granos y demás alimentos del rodeo como consecuencia de la caída en la producción agrícola, que dejaron “muy golpeada” la ecuación económica del primer eslabón de la cadena.

La depreciación cambiaria de mayo y el mejor desempeño que se viene registrando en las exportaciones de productos lácteos, genera expectativas de un mejor escenario de negocios para el sub-circuito exportador y de una suba del precio de la leche cruda en las próximas semanas o meses.

Ganadería vacuna

La faena bovina mejoró 13% interanual hasta mayo en comparación con un incremento del 9% registrado a nivel nacional. La sequía y la consecuente falta de pasturas impulsaron el aumento.

En abril, la participación de las hembras alcanzó el 46% a nivel nacional y el 49% en Santa Fe, entrando o incluso superando el límite a partir del cual comienza a considerarse que la ganadería entra en fase de liquidación, pero el mejor clima registrado a partir de abril permitió una mejora en la oferta forrajera y retrotrajo la participación de hembras lo que abre mejores expectativas. En mayo las hembras representaron 43,6% en la provincia.

Además

Artesanías catamarqueñas se exponen en Roma

El Fondo Nacional de las Artes inauguró la muestra itinerante “Memoria viva textil” donde las …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: