U L T I M A S
Inicio / Actualidad / El deterioro del sueldo ante la nafta, el súper y la construcción en 2018

El deterioro del sueldo ante la nafta, el súper y la construcción en 2018

Bajaron los litros de combustibles que pueden comprarse con un salario promedio y las veces que puede llenarse el changuito. Se necesitan más meses de trabajo para construir una casa.

Con la devaluación y el salto inflacionario, en 2018 los salarios de los argentinos perdieron toda la capacidad de compra que habían ganado el año anterior y se ubican, incluso, por debajo de los niveles de fines de 2015.

Los últimos datos oficiales llegan hasta octubre y muestran una caída del 10 por ciento en el salario real respecto de fines de 2017, lo cual podría profundizarse con los números completos de 2018.

Pero, como no todos los rubros se movieron igual en materia inflacionaria, los ingresos de las familias tuvieron pérdidas diferentes según los productos.

Cuando se comparan una remuneración neta promedio de los trabajadores formales del sector privado con el costo de la construcción en Córdoba, la canasta mensual familiar del supermercado que La Voz releva todos los meses y el precio de la nafta súper en la ciudad de Córdoba, la variación del poder adquisitivo es negativa en todos los casos, pero con diferencias entre uno y otro rubro.

Para 2019, es muy difícil que esta situación negativa se revierta, aunque las previsiones de los economistas señalan una leve recomposición.

En los primeros 10 meses de 2018, los precios al consumidor subieron 39,5%, mientras los sueldos promedio crecieron 26,3. Se calcula que, en los 12 meses del año pasado, los ingresos asalariados aumentaron 31% frente a la inflación de 47,6%, lo que implicaría una caída del 11% del sueldo en términos reales.

“Con los datos oficiales hasta octubre, el salario real estuvo en el nivel más bajo de los últimos ocho años. Se ubica un 19% por debajo del valor de diciembre de 2012 y es 12% inferior respecto de noviembre de 2017”, señala Gastón Utrera, titular de Economic Trends.

La dinámica en el tiempo es siempre similar: el dólar se atrasa, ocurre una devaluación que se traslada a la inflación y cae el poder adquisitivo de los sueldos, aunque cada vez se llega a un piso más bajo que luego no se recupera.

Marcelo Capello, presidente del Ieral de Fundación Mediterránea, remarca que “en un año con fuerte devaluación del peso, cayeron cerca del 40% el salario medido en dólares y el poder adquisitivo de bienes cuyos precios están altamente ligados a la divisa, los bienes transables como turismo en el exterior, automóviles, electrodomésticos, pero la pérdida es menor con los bienes no transables”.

Además de la inflación, en 2018, se sumó la recesión. “Ante la fuerte caída de la actividad económica (industrial, ventas de comercio, de servicios) y de la productividad, el salario real fue lo que ajustó para que los números de las empresas cierren”, dice Nadin Argañaraz, presidente del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

Por su parte, Alfredo Schclarek Curutchet, director ejecutivo del Centro de Investigaciones Participativas en Políticas Económicas y Sociales (Cippes), advierte que hay que ver más allá del promedio. “La dispersión entre los sueldos públicos y privados, y los formales e informales es mucho más grande que otros años”, subraya.

En el súper

La caída del poder adquisitivo de los sueldos privados registrados respecto de la canasta de La Voz (que incluye alimentos y productos de limpieza) durante los 10 primeros meses de 2018 fue de 17%, superior a la baja del salario real en general. Es que lo precios del supermercado superaron largamente la inflación general (53% acumulado a octubre y 59% en todo el año).

En octubre de 2018, una remuneración promedio compraba 2,35 canastas, media menos que en diciembre del año anterior. Si se lo mira al revés, una familia podía llenar el changuito del mes con el 35% de un ingreso a fines de 2017, mientras que, 10 meses después, tenía que destinar el 42,6%.

Pese a que el salario frente a los productos del súper mostró los mejores niveles de la última década en 2017, la caída fue tan grande que la relación descendió a niveles que no se veían desde 2011 e incluso fue inferior a los posteriores a las devaluaciones de 2014 y de 2016.

Llenar el tanque

En la comparación de los sueldos con el combustible, el deterioro salarial es aún peor debido a que la recuperación del precio de la nafta y del resto de los hidrocarburos en los últimos tres años fue mayor que la inflación (pese a que, al principio, los sueldos subieron más rápido).

A fines de 2017, con un sueldo promedio se podían llenar 19,3 tanques de nafta súper (de 45 litros). En octubre del año pasado, sólo alcanzaba para 15 tanques (677 litros). Una pérdida del 23 por ciento en el poder de compra, que retrocedió al piso de mediados de 2014 y que es de los más bajos de la década.

El costo de construir

El valor del metro cuadrado de la construcción en Córdoba, según los datos del Departamento de Estadística y Censos, no había subido tanto como la inflación hasta octubre de 2018 (aunque en el último bimestre del año alcanzó al nivel general de precios), por lo que la relación con los salarios es la que menos se deterioró de los tres rubros analizados.

En los primeros 10 meses del año pasado, la cantidad de metros que se podían levantar con una remuneración promedio cayó un 10%. Ese ingreso sólo alcanzó para levantar 1,5 metros.

Así, para poder terminar una casa de 100 metros cuadrados (sin contar el valor del lote), se necesitan juntar 66,5 meses de sueldo, cuando en diciembre de 2017 alcanzaba con 59,5 salarios.

La caída fue abrupta, ya que en el primer trimestre de 2018 se habían logrado casi los mejores registros de la década (en niveles de 2012 y de 2013). La relación de los últimos meses es casi tan mala como los picos de 2014.

La Voz

 

Además

Biopreparados para el cuidado de la huerta, con respaldo científico

Extractos de ortiga, de ajo con aceites esenciales de limón y macerados de caracoles son …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: