Inicio / Actualidad / EL MAESTRO PINOCHO: EL MINISTRO RAÚL CHICO PASÓ POR LA LEGISLATURA

EL MAESTRO PINOCHO: EL MINISTRO RAÚL CHICO PASÓ POR LA LEGISLATURA

El ministro Chico redobló la apuesta y se presentó en la Cámara de Diputados durante el día de ayer. Aunque sabía que los miércoles sesionan los diputados, y era muy difícil que lo reciban los miembros de la comisión de Industria, se presentó igual y fue recibido por el Presidente de la Cámara baja. El ministro no podía desconocer que los miércoles sesionan los Diputados,  porque él fue Diputado relativamente hasta hace poco tiempo. Pero lejos de querer ir a mostrar la verdad sobre el Plan Frutihortícola solo quiso eludir a la Comisión de Industria de Diputados. Como ya estaban sesionando los Diputados aprovechó para hacer todo el operativo mediático, para decir que no lo recibieron, y lo que ya conocen. Como verán  otro montaje más al servicio de tratar de escabullirse de los fuertes cuestionamientos que lo esperaban.

¿Por qué miente de forma tan descarada el ministro Raúl Chico? Básicamente para zafar.  Tiene que mantener la estructura circense mediática, la cual, según él lo fortalece,  él cree que le trae réditos. Pero lejos de eso solo le genera entrar al barro, y tratar de venderle a la Gobernadora y al sector productivo una imagen del Ministerio que no es la que él relata. Aunque ya no queda nadie realmente que se la compre. El hombre insiste. Se cree pícaro.

Y es que llegó muy abajo, con esta argucia, de tiro corto; pero también parece que no le quedaba otra. El puede zafar en la guerra dialéctica y  verborràgica con los diputados, pero los muchachos de la Aicat vienen patinando feo y mejor era no exponerlos.-

El ministro Raúl Chico tiene sus días contados en el Ministerio de producción, tal vez,  porque logre el escaño de Senador y  con ese escaño los fueros de los cuales va a gozar; Esto también  en el fondo lo sabe. Pero es necesario no soltarles la mano a los socios inmediatos, esencialmente también, porque piensan en el fondo, que van a seguir manipulando los programas, planes y negocios en la era post Raúl chico, en el Ministerio de Producción.  Craso error. ¿Saben por qué?, porque desde arriba ya están mirando cómo desarticular este entramado que solo le trajo dolores de cabeza a más de uno en el Gobierno de la Provincia. Y Esto él También lo sabe. Por ello entre el operativo heredero (Que supuestamente él quiere sugerir para que continúe en el Ministerio), como dicen ellos, y el operativo limpiarse del tomate;  lo mejor es probar irse por la puerta grande.

En ocasiones como esta, queda evidenciado que el Ministro le hace honor a su apellido, con esa infantil  capacidad de razonar y de creer que todos compran los buzones que vende. Es vergonzoso como sale a defender lo indefendible. Esta semana se vivió en los medios de Santa María una despiadada guerra hacia Pedro Martínez, a quien el Ministro eligió como su rival y en el cual deposita cuanto agravio se le viene a su mente. Siempre intentando desviar la cuestión de fondo. y Por otro lado el Productor Andrés González salió a otro medio a hablar y dejar en ridiculo a la operatoria de tomate, desvirtuando lo que decían desde el Ministerio de Producción .

Otra cosa,  interesante es la capacidad “reflejo” de reacción que tiene el Ministro y de intentar desacreditar al otro; como también lo hará con nosotros y con todo el que pueda indagar sobre lo que hace el Ministerio, como lo hace y “por cuanto lo hace”.  Esa capacidad de reacción, deberá ponerla a prueba nuevamente, en los próximos días  ante la aparente  presentación de una demanda civil, que van a realizar  una serie de  productores, por el mencionado plan; pero esos son tomates de otra bolsa .

El Ministro tiene que defender a quienes formaron parte del programa, empleados, funcionarios. NO DECIMOS QUE UN FUNCIONARIO HAYA GANADO MÁS O MENOS QUE LOS OTROS, DIJIMOS QUE NO DEBÍA HABER PARTICIPADO, PORQUE IBA EN DESMEDRO DE LOS VERDADEROS PRODUCTORES Y TENIA VENTAJA SOBRE EL RESTO , COMO TERMINÓ PASANDO.

Estos arranques furiosos de apariciones , traccionando en el barro ;  también demuestran que hasta que se efectúo  la presentación periodística de produccionrural.com.ar nunca dijeron que AICAT había sido parte del programa con dos (02) hectáreas de tierra, y  tuvieron que dar un golpe de timón , y salir a justificar  que alguien del directorio hiciera dos (2) hectáreas de tomates  en su finca y según dijo la AICAT  en un comunicado : “Vale aclarar también que al sobrar plantines de tomates, que si no se empleaban se perderían, se buscó nuevos productores y al no encontrarse AICAT decidió producir como firma privada en dos hectáreas que le fueron cedidas para la ocasión. Sin embargo, producto de la helada no alcanzó a cubrir los costos, por lo que no tuvo ganancia alguna. Y si la hubiera tenido, habría sido para la empresa catamarqueña, nunca para el productor que cedió las tierras”(sic) El Ministro salió a ratificar lo que desde este medio se había publicado. En la edición del diario El Ancasti de fecha 04 de Octubre el Ministro dice: “No fue Nicolás Allini el que participó, sino AICAT. Como empresa trató de ser parte y mostrar que valía la pena ingresar en el Plan Tomate, a modo de ejemplo. No es lo mismo decir ‘vayan y hagan’ que decirles ‘vengan y hagamos’” .  ¿Por qué no lo dijo Antes? Porque se hicieron cargo de este bochorno una vez que este medio lo había publicado y ya no podían tapar el sol con la mano.

Como verán siguen los montajes mediáticos, pero ya les queda poco hilo en el carretel. No solo se hace cargo el Ministro de una defensa que no le corresponde tomar, sino que lo hace muy mal. ¿Porque saldría a defender a la AICAT ? Tal vez por temor.  Pero queda claro que tiene que salvar esta situación y a los que están comprometidos como sea. Por lo pronto se convirtió en un maestro en estos montajes mediáticos de tiro corto. Supera al mismísimo ser articulado de madera  creado por “Papá Geppetto” y está a un paso de convertirse en el Maestro de Pinocho.

Además

Advierten sobre el riesgo del boom del crédito en el país

Los economistas Guillermo Calvo (foto), de la Universidad de Columbia y Carmen Reinhart, académica en …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: