Inicio / Actualidad / El próximo martes la Ley de Semillas se tratará en Comisiones para ser aprobada antes de fin de año

El próximo martes la Ley de Semillas se tratará en Comisiones para ser aprobada antes de fin de año

Ese día se tratará un dictamen en la Cámara de Diputados que contempla consensos básicos, y lo avalarían legisladores del oficialismo, del Frente Renovador y del peronismo no K. 

Cuando parecía que iba a ser otro año perdido para aggiornar el marco normativo de la comercialización de semillas en Argentina, en las últimas semanas se despejaron los encontronazos de criterio que primaron durante años y se llegó a un proyecto de consenso que podría entrar el martes próximo en la lista de asuntos con los que diputados y senadores culminarían este año legislativo.

Las negociaciones llevan años, incluso hubo un par de intentos en tiempos K, primero impulsado por Julián Domínguez y Lorenzo Basso y luego incluso por Anibal Fernández. En el medio, se registraron presiones y lobbies de todo tipo, que llegaron desde embajadas hasta desde las asociaciones gremiales del campo. Mientras tanto, ganaba la grieta, porque aún desde objetivos antagónicos se actuaba para sostener un fin común sintetizaba en una idea mediocre” que nada cambie, porque temo que lo que venga puede afectar mis intereses”.

Pero la historia no se puede detener. Y así como la ancestral Iglesia se renueve periódicamente y lo simboliza en la fumata blanca que sale desde una chimenea del Vaticano, el tiempo fue permitiendo que vayan madurando aires nuevos. Así fue ganando fuerza la idea de que, como en toda negociación, si se cede algo en particular el beneficio conjunto suele ser superior a las eventuales pérdidas. En este tema, eso significa actualizar un marco de reglas que, desde que se establecieron en 1973, fueron superados por la ciencia, la tecnología y el mercado. Para llegar a una política de Estado que permita canalizar toda la potencia de la cadena agroindustrial argentina, que en estos aspectos ha perdido terreno frente a otros países. Los rivales también juegan…

Este año, tras varios meses de negociaciones y múltiples exposiciones desde distintos sectores, como ya había sucedido en 2016 también, surgió un borrador de ideas para arribar al mayor consenso posible sobre lo ejes de la cuestión. Esa meta obvia nunca pudo avanzar en serio durante años. Eso es lo que parece haber cambiado al fina, porque como nunca antes hay una mayoría de legisladores que están dispuestos a avalar un dictamen común.

Ese paso legislativo clave se formalizaría el próximo martes 13 a las 16 hs, en una reunión plenaria de las comisiones de Agricultura y Ganadería, Legislación General y Presupuesto y Hacienda. Si se aprueba, el documento pasaría a formar parte de lo que se aprobaría en el recinto antes de fines de año. Algunos sectores opositores plantearían algunas disidencias menores, y habrá quizás un dictamen en minoría, propuesto por La Cámpora, en línea con el proyecto –Expte 5913-S-18- impulsado por José Ruiz Aragón (FPV-PJ-Corrientes). Pero la mayoría está dispuesta a avanzar y al menos se lograría arribar a una media sanción. Para que sea ley, habrá que ver si los tiempos permiten que lo ratifique la Cámara de Senadores.

El núcleo de coincidencias básicas, que aún no fue presentado oficialmente como anteproyecto para reformar una serie de artículos de la ley 20.247 de semillas y creaciones fitogenéticas, contempla, según enumeró la Fundación Barbechando, lo siguiente:

  •  El INASE tendrá facultades exclusivas e indelegables de control y fiscalización de la semilla.
  • El precio que se abone por la semilla o por el uso propio dará por satisfechos todos los derechos de propiedad intelectual, sin excepciones.
  • Pago de regalías: con la compra de semilla queda establecido el valor por un período de cinco años, que incluye el pago del canon del derecho del obtentor, el derecho de patente y el multiplicador.
  • Pago por cada uso propio en cada propagación o multiplicación.
  • El valor de regalía lo define el titular de la variedad.
  • Uso Propio gratuito para agricultores familiares (inscriptos en el Renaf), pueblos originarios y micropymes.
  • Excepción del fitomejorador.
  • Declara de “orden público” el uso propio restringido, la excepción del fitomejorador, el control del INASE y el pago único de regalías en la bolsa.
  • Conformación del Inase: incorpora representantes de los multiplicadores, Uatre y Senasa.
  • Permite deducir como gasto en la liquidación del Impuesto a las Ganancias, una vez y media, el importe por la compra de semilla fiscalizada.
 En línea con los avances tecnológicos, el proyecto agrega una veintena de figuras que no contemplaba la ley de 1973: variedad vegetal, derecho del obtentor, muestra viva, recurso genético, material genético, evento, innovación vegetal, semillero criador, semillero multiplicador, responsable técnico, agricultores exceptuados, semillas de uso propio, regalías, biotecnología y reproducción asexuada, entre otros, reseñaron desde Barbechando, una organización civil que sigue exhaustivamente los entretelones de esta novela que parece entrar en etapa de definiciones.
Clarín

Además

Estado de rutas nacionales

El Ministerio de Transporte de la Nación, a través de la Dirección Nacional de Vialidad …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: