Inicio / Actualidad / Agro-Negocios / En el Valle Central de Catamarca realizan siembra intensiva de papa

En el Valle Central de Catamarca realizan siembra intensiva de papa

Sumando esta superficie cultivada más lo que tradicionalmente se produce en el departamento Santa Rosa, cerca del límite con la provincia de Tucumán, este sector se posiciona como uno de los de mayor crecimiento en el sector agrícola provincial, alcanzando cerca de 1.300 hectáreas en total, según estimaciones del propio empresario.

La empresa está localizada en los predios a la vera de la Ruta Nacional 38 que pertenecieron a dos empresas beneficiarias de Diferimientos Impositivos: Doble Círculo, que producía citrus para exportar, y Jocat, que fue una de las primeras en introducir el cultivo de la jojoba en la provincia.

Juan José Vargas, uno de los socios de la empresa, comentó que “el principal objetivo de la producción aquí es la papa de industria. A eso le destinamos un 80 por ciento con las variedades Atlantic y Sagit, y la papa de consumo, que es la papa tradicional que conocen todos para la que usamos la variedad Spunta. Empezamos en el 2014 con 40 o 50 hectáreas y hemos ido creciendo en base a mucho esfuerzo y usando riego con pivot, que es lo que nos permite trabajar en mucha superficie en la provincia”.

Acerca de la semilla que utilizan, Vargas destacó que “se trabaja con semilla propia, un poco se produce en el mismo campo en el mes de Julio y el resto de la semilla se hace en El Pucará, en Las Estancias”. La semilla se almacena en frío en Las Estancias y también en cámaras propias instaladas en Doble Círculo.
La empresa realiza la siembra dos veces al año “siendo la más complicada la otoñal, que se realiza en estos días, por las altas temperaturas y requiere tener a los tubérculos almacenados en una pre-cámara para evitar pudriciones antes de sembrarla”.

“Hoy por hoy en el Valle Central hay entre 550 y 600 hectáreas. La otra zona productora importante es la del departamento Santa Rosa, aledaña a Bañado de Ovanta y Los Altos donde debe haber entre 700 y 800 hectáreas”, estimó.

Entre los problemas clásicos para este cultivo en la zona, Vargas nombró a las altas temperaturas y al intenso viento que suele soplar en el Valle Central, aunque puso de relieve que el resto de las condiciones sanitarias y ambientales “son ideales para la papa”, ya que no hay problemas de hongos o de insectos por el mismo clima. En el mismo sentido alabó la calidad de la papa “no solo en la piel sino también sus propiedades culinarias. “La calidad de sólido, que es lo que le interesa a la industria es muy buena”, afirmó.

En cuanto a la comercialización, la papa de consumo se vende en el mercado de Abasto Municipal, mientras que “la papa de industria le vendemos casi exclusivamente a Cinco Hispanos, que son los de las papas Krachitos, que es similar a lo que son las Lay’s, son para snacks. Es un mercado que crece y que al mismo tiempo es muy exigente”, recalcó.

Proyección
Si bien el mercado consumidor de papa de consumo está en expansión, con las producciones existentes en la provincia se estaría cubriendo sobradamente la demanda interna. Por otra parte, la firma está diversificada, pues tiene abierto un negocio de venta de productos agroquímicos en la localidad de Alberdi, en el Sur tucumano, aunque incursiona también en la papa semilla en Las Estancias del Aconquija y la producción de papa para proveer a los mercados abastecedores del consumo directo.

Además

Cocina saludable en el INTA

En el marco del Día Mundial de la Alimentación que se celebró ayer, se desarrolló …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: