Inicio / Actualidad / Equipos a medida, para una empresa agropecuaria eficiente

Equipos a medida, para una empresa agropecuaria eficiente

Conocer los costos operativos de las máquinas permite conocer su nivel de competitividad.

Es frecuente que, en la administración de la empresa agropecuaria, la maquinaria agrícola sea considerada como un capítulo aparte.

Es decir, en términos de administración agropecuaria, la maquinaria es una actividad intermedia, cuando el equipo es propiedad del campo. Entonces, las tareas se llevan a cabo “por administración” y bajo esa denominación, se calculan y controlan sus costos.

La otra posibilidad es que los trabajos con maquinaria sean contratados o tercerizados.

Los productores y usuarios prefierenconsiderar a la actividad maquinaria de manera separada del resto de la empresa, debido a que demanda mano de obra intensiva y fuerte inversión de capital.

La fuerte inversión lleva a la necesidad de controlar los costos a fin de alcanzar buenos rindes en la actividad, o dicho de otra manera, lograr un buen retorno por cada peso invertido. De lo contrario, se la considera una carga y entonces se ve con buenos ojos la venta de los los “fierros” y el llamado al contratista.

Complica el panorama el desgaste y obsolescencia que sufre toda máquina, a diferencia de otros integrantes de la empresa, que también requieren de fuerte inversión, como la tierra.

Esta última, lejos de sufrir pérdida de valor, por el contrario cada año suele aumentarlo, a pesar de que también puede recibir malos tratos, como por ejemplo cuando no se reponen los nutrientes exportados por las cosechas, o bien no se la protege de la erosión.

Pero retomando el tema que nos ocupa, para administrar bien un equipo de máquinas es de base conocer la estructura de sus costos.

En tal aspecto puede decirse que, así como en una empresa se consideran los costos de producción, en un equipo de máquinas se maneja el costo operativo.

También es posible diferenciar, como en toda empresa, un presupuesto económico y otro financiero.

El económico, en líneas generales, es útil para tener una radiografía de la actividad económica y resultado de la empresa, tal como su nombre lo indica. Entre otras cosas, permite determinar cuándo su producción alcanza a mantener al equipo en el tiempo, e incluso propiciar su creciento. O si debe recibir fondos desde otras fuentes para sustentarse. Y en cuyo caso, en que medida se justifica este mantenimiento externo. Y también que límite tiene ese sustento proveniente de otra actividad.
Por el contrario, si la empresa maquinaria genera fondos genuinos, y si estos alcanzan para impulsar su crecimiento o sólo para su conservación.

El otro presupuesto, el financiero, considera el flujo de fondos, y es el que permite conocer los fondos disponibles de la empresa en todo momento. Por ejemplo, cuando pagar a los provedores, si se deben cubrir los bancos, entre otras salidas. En el presupuesto financiero las erogaciones o ingresos de dinero se consideran en la fecha que son efectivamente realizadas.

Volviendo a la estructura del costo, desde el punto de vista económico, se puede decir que el costo operativo de un equipo es la suma de sus gastos, más las amortizaciones más los intereses.

En los gastos se anotan los montos que se precisan para la compra de insumos como repuestos para, reparaciones y conservación, lubricantes y el pago de mano de obra de taller. Todo lo que se gasta en mantener o conservar los equipos de la mejor manera.

También en los gastos se incluye el dinero del gasoil y de la mano de obra de quienes manejan el equipo en el lote.

Los gastos incluyen todo lo necesario para mantener en movimiento al equipo. Es decir, también se consideran los gastos de traslado, si es que hubiera, tales como peajes, se incluyen en este apartado.

Las amortizaciones son la “cuenta de ahorro” destinada a compensar el desgasate del equipo. Es el dinero que se debe reunir para reponer el equipo en el momento que se ha de reponer de acuerdo a la decisión de quien administra el negocio. Claro que no se trata de una amortización impositiva, ni contable. Es un monto a considerar en el presupuesto económico. Es una compensación por la pérdida de valor del bien, debido a su obsolescencia o su desgaste. La idea es que en el momento del cambio, se sume el dinero proveniente de las amortizaciones anuales más el dinero resultante de la venta del equipo que se remplaza, y con esa suma pagar la nueva unidad.

Financieramente la amortización no existe y de allí que puede operarse un equipo sin cargala en los costos, al menos en el corto plazo. La consecuencia de ello, es la descapitalización de la empresa en el largo y mediano plazo.

La amortización es la parte del costo que asegura el sostenimiento del equipo en el tiempo.

El interés es la compensación al capital inmovilizado en el bien. Se considera el interés en el costo, cuando el cálculo se realiza antes de hacer la inversión, debido a que el capital tiene más de un uso o de un destino, y siempre es exiguo. Siempre ocurre que, si se tiene más dinero, se puede inmovilizar más en la inversión para tener, por ejmplo, un resultado mayor. No ocurre lo mismo con los demás insumos.

Una vez que el equipo ha sido comprado, no tiene sentido considerar el capital inmovilizado, porque ya es un costo sin opciones.

Cada uno de los tres componentes descriptos, gastos, amortizaciones y intereses, se puede calcular para un uso anual del equipo y el resultado se grafica en una curva que expresa el costo operativo versus el uso anual del equipo.

Así es posible controlar el costo del equipo en cuestión,  y distinguir si resulta demasiado grande para las necesidades del establecimieto, o si queda chico. Si el costo del equipo analizado se ubica en la rama vertical del gráfico, es que resulta grande, o sobredimensionado para las necesidades de la empresa en consideración. Si se ubica en la rama horizontal de la curva, es que queda algo chico o bien que resulta algi ajustado para los requerimientos de la empresa.

En el caso de que un equipo quede grande, la solución puede ser conseguir otras hectáreas para trabajar, más allá de las que ya se proyectan de inicio.

Por el contrario, si el equipo queda chico, habrá que recurrir a otro con mayor capacidad, o bien uno suplementario que ayude a llevar adelante la campaña.

El objeto final del cálculo es ubicar el costo y el uso anual en la zona central de la curva, es decir en un lugar de equilibrio, si dejar de lado el costo por la operación en el mercado de servicios de la zona.

Por otra parte es fundamental considerar el tiempo disponible para hacer cada tarea, lo cual impone contar con un equipo mínimo, si el cual no se cubren las necesidades de la empresa.

Como se ve es una solución de compromiso entre un equipo demasiado pequeño o un equipo demasiado grande. Por ello es frecuente que la operar y adminstrar maquinaria de manera existosa, signica lograr un delicado equilibrio.

Sin ánimo de agotar el tema, otros aspectos tales como costos fijos y variables e impuestos varios, quedan para otro momento cuando sigamos desgrando el tema.

Clarín

Además

Hay un “riesgo elevado” en la economía por las elecciones para el FMI

El Fondo puso el foco en el escenario de octubre, aunque también destacó que se …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: