U L T I M A S
Inicio / Actualidad / Incendios en cosecha: prácticas para prevenirlos

Incendios en cosecha: prácticas para prevenirlos

Durante Diciembre 2016 y hasta Marzo 2017, se registraron 35 incendios totales y/o parciales de maquinarias y se perdieron más de 15000 ha de cultivos en el Sur de Buenos Aires. Según Santiago Tourn de la Unidad Integrada Balcarce es tarea de contratistas, productores, asesores y personas en general, tomar conciencia de esta situación y compartirla con demás personas para reducir los riesgos de incendios y enormes pérdidas de capital.

El origen

Los incendios generados durante la cosecha de granos han provocado históricamente una gran cantidad de costos relacionados con la pérdida parcial o total de maquinarias y cultivos. “Si bien, los incendios se registran desde principios del 1900, actualmente la frecuencia se ha visto incrementada por varios factores” explica Tourn. Y apunta que entre estos se destacan el importante incremento del parque de maquinarias involucrados en la cosecha; el aumento de la frecuencia de uso y de la eficiencia de picadores paja y desparramadores de granza; diseño de las máquinas cosechadoras con el motor, radiadores y ventiladores ubicados en la zona posterior de la cosechadora y maquinarias con gran capacidad de trabajo que permiten alargar las jornadas.

En este sentido, el profesional sostiene que muchos de estos factores son difíciles de modificar/cambiar, sin embargo, todos están relacionados con la acumulación de impurezas en zonas críticas de las máquinas y, en consecuencia, la mayor cantidad de casos de incendios registrados fueron producto de una ineficiente limpieza de zonas críticas.

Por su parte, Tourn explica que las condiciones ambientales presentes durante los periodos de cosecha afectan fuertemente a la probabilidad de incendio. “Sin embargo, si una máquina no se limpia correcta y frecuentemente, el incendio puede producirse bajo condiciones ambientales no riesgosas” aclara el investigador. Y explica que son tres las variables meteorológicas que mayormente intervienen en la susceptibilidad a la generación y propagación de incendios: humedad relativa del aire, su temperatura y el viento. “Las combinaciones de una baja Humedad Relativa, Vientos intensos y altas Temperaturas generan una condición atmosférica de alto riesgo de incendio”.

Según Tourn, existen varios sectores de la cosechadora donde pueden generarse incendios. Los cuatro lugares más importantes son: el sector del motor; el de la trilla, separación y limpieza; el sector cabina y el sector cabezal.

Por otro lado, la muy baja incorporación en cosechadoras de sistemas de detección de incendios, el sub-dimensionamiento de los extintores presentes en las máquinas y el desconocimiento o subestimación de los métodos de extinción, son los principales motivos de que un incendio no se pueda controlar a tiempo.

No olvidar

A la hora de brindar recomendaciones el investigador de la Unidad Integrada Balcarce, en conjunto con los Bomberos Voluntarios de dicha localidad aconsejan como primera medida evitar realizar la cosecha con condiciones ambientales que provoquen alto riesgo de incendios (más de 35°C de temperatura, menos de 30% de humedad relativa y más de 35 km/h de viento), que generalmente ocurren entre las 12 y las 15 h.

Es esencial limpiar con sopladora, al menos tres veces al día, sitios de acumulación de granza como pueden ser el motor, sistema de admisión de aire, zonas de rodamientos y piezas con fricción” agrega Tourn. Y apunta que además se debe eliminar toda fuga de combustibles o lubricantes y engrasar periódicamente rodamientos y revisar estado para evitar sobrecalentamientos.

Llevar en la cosechadora al menos dos extintores clase A, además del reglamentario clase ABC y, adicionalmente, contar con envases de agua con gas para poder llegar a rodamientos sobrecalentados o focos de incendio en lugares de difícil acceso para extinguidores.

Otra recomendación es cubrir la salida de los tubos de escape de los tractores y cosechadoras con mallas metálicas que impidan la salida de chispas de gran tamaño o carbones encendidos y los tanques de combustible con tela ignifugas, ya que esto disminuye el riesgo de que se prolongue un incendio hacia allí.

A la hora de cargar los camiones o armar silo bolsa se deben realizar en zonas sin rastrojo y alejados del lote en cuestión.

Si es posible, evaluar la incorporación de un sistema de detección y extinción de incendios y siempre registrar los números de teléfono de los Bomberos Voluntarios y Policía y, comunicarse rápidamente ante un foco de incendio” aclara Tourn. Y concluye “luego de un principio de incendio en la cosechadora no se debe continuar trabajando. Es esencial detener la cosecha y realizar una limpieza exhaustiva de la misma”.

Por. Gloria Kaspar, Jorge Alejandro Barreto | INTA Balcarce

Además

Productores arroceros de Entre Ríos recibieron boletas de energía eléctrica de hasta 300 mil pesos

Fue una gran sorpresa para los productores arroceros de Entre Ríos cuando recibieron boletas de …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: