U L T I M A S
Inicio / Actualidad / La gobernadora de Catamarca anunció acciones para enfrentar los tarifazos

La gobernadora de Catamarca anunció acciones para enfrentar los tarifazos

La gobernadora Lucía Corpacci anunció hoy diversas medidas para enfrentar los tarifazos dispuestos por Nación y proteger a los usuarios catamarqueños, al tiempo que hizo un repaso general de la situación.

La mandataria recordó los múltiples costos que son asimilados por la Provincia para evitar que hogares, comercios, industriales y productores asuman todo el impacto de las subas, política que se hace sustancial en áreas como agua y transporte.

Explicó que se ampliará en lo referido al consumo eléctrico, y observó que es necesario que Nación modifique decisiones que están “haciendo daño” a la comunidad.

Principales medidas (mientras avanza el recurso judicial de amparo)

Tarifa social- Podrán acceder a la ampliación de la tarifa social del 100% del valor de la energía aquellos usuarios que consuman menos de 200 Kw Es decir, los que gasten entre los $ 700 y $800.

Medianos usuarios- Comerciantes, los pequeños bares, pequeñas empresas que consumen más de 700 kw, la Provincia se va a hacer cargo del 35% del VAD, de lo que le corresponde a la empresa provincial.

Grandes usuarios- La provincia se va a hacer cargo de la tasa de fiscalización o valor del ENRE, lo que significaría para las industrias unos 80 mil pesos menos en su factura.

Sector olivícola- Se gestionará con Producción un aporte especial.

Mensaje de la jefa de Estado:

“Vemos con enorme preocupación, como está impactando en la economía de nuestra provincia el incremento de las tarifas. Hemos escuchado en este tiempo mucha información errónea de cómo se generaba el monto de la tarifa, de cuánto quedaba para la empresa distribuidora y de su responsabilidad en cuanto al incremento de la tarifa. Yo quiero aclarar nuevamente, aunque ya lo hizo el contador Barot y el ministro de Servicios Públicos en reiteradas oportunidades. Del total de lo que viene en una factura de energía para la empresa Sapem sólo queda el 16%. El 21% o el 27% depende de la condición del usuario, y en algunos casos el 39% corresponde al IVA, que es un impuesto nacional y la empresa no puede dejar de cobrarlo porque está obligado a ponerlo en la factura”.

“El 1,5% corresponde a la tasa de fiscalización, que es el ENRE. El 14% corresponde a la tasa del espacio aéreo y al alumbrado público que corresponde a los municipios. Y el resto es lo que cobra Cammesa por la energía. Entonces de un 100% lo que le queda a la empresa es un 16%. Quiero ser clara y cualquiera que vea la factura se va dar cuenta que es así. Somos conscientes que el costo de la energía está haciendo cada vez más difícil la vida de todos. En qué podemos incidir nosotros como Gobierno provincial. Por supuesto que hicimos el reclamo ante las autoridades nacionales y presentamos el amparo porque nos parece que es insostenible esta situación, y esperamos tener una respuesta porque esto no sucede en Catamarca solamente, está sucediendo en todo el país y ustedes que se dedican a la información pública saben que sucede en Formosa, Tucumán, etc. No hay provincia donde no haya reclamo de los usuarios por el precio de la energía. Hemos tomado la decisión de salir a buscar activamente más beneficiarios de la tarifa social. Es decir a la población más vulnerable. Queremos que no nos quede nadie afuera de la Tarifa Social, a los que les corresponde la tarifa social. En qué consiste la tarifa social? En que a aquel usuario que consuma menos de 200 kw mensuales o 400 bimestrales, le subsidiamos el 100% del valor de la energía, o sea del 100% de lo que es para pagarle a Cammesa, se lo subsidia la Provincia. Que en algunos casos son 700 u 800 pesos, de los que nos hacemos cargo. Del que menos tiene, el que menos gasta y el que menos consume”.

Corpacci indicó que “nos quedó y fue el motivo de la mayor demanda actual, los usuarios medianos y los grandes usuarios. Y hemos tomado la decisión que para los medianos usuarios, que es el usuario común que consume más de 700 kilowatts, los comerciantes, los pequeños bares y pequeñas empresas. Para ellos la provincia ha previsto que se va a hacer cargo del 35% del VAD. O sea, de lo que le corresponde a la empresa provincial. Para los grandes usuarios, en realidad para todos, la provincia se va a hacer cargo de lo que es la tasa de fiscalización, es decir el valor Enre. Ahora, si ustedes miran en la factura para el pequeño consumidor es mínimo, pero para el gran consumidor, como es porcentual si hay impacto. A las industrias le significarían 80 mil pesos menos de su factura, que es un monto importante. Tal vez para el monto que pagan no sea importante, pero es el modo en el que nosotros podemos ayudar a la industria. Hoy estuvimos hablando con la gente del sector olivícola, más precisamente de Asolcat, los consumidores que contratan potencia, que quedan afuera de todos estos subsidios. A ellos no los incluimos del subsidio del VAD. Muchos de ellos contratan directamente al mayorista y no se ven beneficiados por la desaparición de la tasa de fiscalización. Con ellos quedamos de acuerdo que nos vamos a sentar con el ministro de Producción para ver cuál es el modo en el que vamos a llegar a ellos, que no son tantos”.

“Quiero decir también que con algunos comerciantes nos pasó que al ver la factura, que por la situación fiscal que tienen pagan 39% de IVA. Eso hace que la tarifa sea monstruosa. Hay que ayudarlos a cambiar esta situación fiscal. Y también hablamos de algo que es muy importante, porque si un comerciante tiene una factura de 13 mil pesos, probablemente si la actividad económica fuera como todos deseamos podría pagarla con su trabajo. Pero no hay consumo, entonces ese impacto de esa tarifa en un momento en el que no hay consumo pero el comerciante debe tener lo mismo la heladera encendida es lo que nos está golpeando. Creemos que con ese 35% del VAD en cascada también repercute en el IVA. Por lo tanto el monto de la factura para el mediano consumidor va a disminuir. Estoy segura que no va a disminuir todo lo que queremos, porque el precio de la energía no lo podemos subsidiar nosotros y es muy alto. Pero manejamos las variables de lo que podemos manejar desde la provincia. También, dijeron que teníamos que hacernos cargo de la Tarifa Social. Y la verdad es que siempre nos hicimos cargo de la tarifa social. La provincia estuvo pagándola el año pasado y el anterior, en algunas cosas porque estábamos penalizados por la deuda de Cammesa. Pero me parecía importante hablar de otros esfuerzos que hace la provincia. Porque si hablamos de la energía hablemos del agua, que la verdad que es nada lo que se paga. Y es nada porque el Gobierno provincial decidió subsidiarla. Ese subsidio al agua, a los bodegueros, a la Provincia le significa más de 200 millones al año. El ciudadano común que sube al colectivo todos los días, sin nuestros subsidios, debería gastar 80 pesos para ir y volver. U otra posibilidad sería que las empresas cierren. Y para eso estamos destinando más 800 millones” afirmó.

Además, quisiéramos que la política no sea subsidiar. Hemos trabajado los primeros cuatro años para que se radiquen más empresas y hoy las empresas cierran.

Pero volviendo a la energía, a estos subsidios le hemos puesto fecha. Hemos decidido responsablemente que sean hasta el 31 de diciembre. Nosotros nos comprometemos a mantener este subsidio hasta esa fecha. O retirarlo si el gobierno nacional revé la tarifa. Porque nuestra mayor preocupación es que ya están pautados dos incrementos más”.

La gobernadora señaló  que “mi preocupación es la situación del catamarqueño, y mi obligación es ver qué puedo hacer por los catamarqueños. Lo último que quisiera ver en esta provincia es que entre trabajadores terminemos golpeándonos entre nosotros. Porque el trabajador de la energía es un trabajador como todos nosotros, porque era el primero cuando se caía un poste en ir a verlo, y ahora pareciera que ese trabajador fuera el enemigo. No cobramos un peso más de lo que debemos cobrar. La empresa de energía ha sido para nosotros un orgullo. Es una empresa que funciona con 380 empleados para toda la provincia. La realidad de lo que nos pasa hoy, es que estamos viviendo en un país en el que la energía se paga en dólares y nosotros cobramos en pesos. Me duele porque me toca ser la gobernadora, como le duele a cada uno de ustedes. Yo vivo esta situación con mucha angustia y yo me acuesto pensando en qué vamos a hacer para estar mejor. Tengo y siempre tuve respeto por el gobierno nacional, pero hay políticas que se tienen que modificar porque están haciendo mucho daño”.

Además

Poncho 2019: Un “Gaznate Gigante” fue la gran sorpresa de la tarde del sábado

Este sábado, en horas de la tarde, en el Pabellón de la Secretaría de Turismo, …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: