Inicio / Actualidad / La reducción de la pobreza se ve afectada por la inflación

La reducción de la pobreza se ve afectada por la inflación

Los especialistas estiman que el cambio de las metas oficiales, sumado a los aumentos en los primeros meses de 2018, impactará en las condiciones de vida de los que menos tienen

Fueron las primeras palabras en la mañana del 23 de octubre del año pasado, un día después de que Cambiemos ganó las elecciones. “El primer camino es bajar la inflación, que afecta a los que menos tienen”, dijo el presidente Mauricio Macri .

Pero después de las tensiones entre el equipo económico y el Banco Central en torno del sostenimiento de una actividad económica que se desacelera de cara a 2019, las cosas cambiaron en solo dos meses. El aval oficial a una mayor inflación que la prevista ya generó una modificación de expectativas para 2018, al que se sumarán los impactos de los aumentos de servicios públicos (luz, gas, agua, transporte), otros bienes y servicios (nafta, prepagas, celulares, colegios, entre otros) y el traslado de la depreciación del peso que comenzó a fin de año. En ese sentido, según varios expertos, esto provocará un aletargamiento de la mejora en los números de pobreza en los primeros meses de 2018.

Así lo anticiparon especialistas de la Universidad Católica Argentina (UCA), el Instituto de Estudios Laborales y del Desarrollo Económico (Ielde), Unicef, la Universidad de San Martín (Unsam) y el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa). Sin embargo, entre los especialistas hay matices: para unos habrá un incremento de la pobreza por ingresos en el primer trimestre hasta que los salarios de las principales paritarias y otras actualizaciones lleguen a los bolsillos, mientras que para otros el arrastre de los aumentos de salarios reales en 2017 y una mejora en jubilaciones y pensiones de manera trimestral servirían para amortiguar el golpe en el primer tramo del año hasta que lleguen las subas de sueldos -de abril hasta agosto-. En este segundo caso habrá, por lo menos, un estancamiento de la mejora en los datos de pobreza.

Sin embargo, algunos de los especialistas consultados confían en que, a mediano plazo, una política monetaria menos rígida que la actual pueda impulsar la actividad y, por lo tanto, genere más trabajo. Esa es, por caso, la mirada oficial.

El último dato del Indec mostró que la pobreza afectaba al 28,6% de los argentinos y la indigencia, al 6,2%. En el país hay 11,3 millones de pobres.

“Una inflación mayor que ajuste precios en las canastas de alimentos, bienes y servicios que afectan a los más pobres, sumada a un aumento de tarifas y a una postergación de aumentos salariales para el segundo trimestre del año, por lo menos, va a generar un aumento de la pobreza por ingresos en el primer semestre”, afirmó Agustín Salvia, coordinador del Observatorio de la Deuda Social de la UCA. “Pero hay una salvedad. Una política monetaria menos restrictiva puede provocar un mayor dinamismo interno, más reactivación en el consumo popular, sobre todo en la economía informal y más trabajo, no empleo genuino. Esto puede compensar con más ingresos. A esto apunta el Gobierno. Pero el efecto inmediato va a ser el aumento de la pobreza. Después puede ser que la pobreza se reequilibre en los mismos valores del año pasado”, cerró Salvia.

El investigador del Ielde Jorge Paz indicó que, en el primer trimestre de 2017, la tasa de pobreza por ingresos era del 27,6%, según los microdatos de la Encuesta Permanente de Hogares. Con un aumento de precios acumulado de 5% en el primer semestre, la pobreza se elevaría a un 30%. Si la inflación fuera en ese período de 7,5%, la pobreza iría a 31%, mientras que si los incrementos en los valores de bienes y servicios acumularan un alza de 10%, la pobreza sería de 32,4%.

Paz aseguró, en tanto, que la tasa de “asalarización” (los que reciben un salario) de un hogar no pobre es de 91%, mientras que la de un hogar pobre es de 66%, lo que demuestra -según él- que las paritarias no son el factor determinante para medir los ingresos de los sectores que están bajo la línea de pobreza. Impactan mucho más -confió el experto- las transferencias específicas, como la Asignación Universal por Hijo (AUH). En ese sentido, el porcentaje de personas que viven con ayuda del Estado llega a un 10% entre aquellos que están encima de la línea de pobreza y es del 28% entre los pobres.

“Que la inflación no baje a un ritmo mayor tiene sin dudas un impacto”, afirmó Sebastián Waisgrais, especialista en Monitoreo y Evaluación de Unicef, e indicó que es un tema para seguir observando. “Sincerar las metas de inflación es resignarse a tener más pobreza”, tituló un informe de Idesa enviado el último día de 2017. “La revisión al alza de las metas de inflación es un acto de sinceramiento pero también de resignación”, aclaró el documento y explicó: “El ritmo de gradualismo elegido para ordenar las cuentas públicas obliga a tolerar mayor inflación. Implica que los intereses de quienes se resisten a modernizar el Estado se imponen sobre las necesidades de los más débiles, que seguirán pagando el desequilibrio fiscal con impuesto inflacionario”.

“Si tuviera que apostar imagino una pobreza más bien estable en el primer semestre 2018. No me consta una suba clara, sino una ralentización de la baja”, estimó Daniel Schteingart, investigador de la Unsam. Según el especialista, el promedio de suba de los salarios registrados estaba en octubre, según el SIPA, en torno del 28% anual, unos cuatro puntos por arriba de la inflación del año pasado, que estaría en torno del 24 por ciento.

“Muchos de los aumentos salariales vienen con inercia. Hay mucho arrastre”, estimó el especialista, aunque aclaró que la pobreza pega más en los ingresos de cuentapropistas e informales. En ese sentido, no cerró la puerta a un empeoramiento de los datos sociales y aclaró que habrá que estar atentos a qué ocurre con las actualizaciones tarifarias de gas, luz y agua en los próximos meses y con el traslado a precios que pueda tener el aumento del dólar de las últimas semanas. 

Un problema que no cede

28,6% último dato oficial

Fue el último dato de pobreza publicado por el Indec para el primer semestre de 2017

11,3 millones de pobres

Es la cantidad absoluta de pobres proyectada a comienzos de 2017 para todo el país

6,2% la indigencia

Es el porcentaje de indigentes medido por el Indec en los primeros seis meses de 2017

24% inflación estimada

Es el alza de los precios estimada para 2017. El dato se difundirá esta semana

La Nación

Además

Mañana, el presidente Macri visita por segunda vez a Catamarca

Este miércoles 17 de enero, el presidente de la Nación, Mauricio Macri pisará suelo catamarqueño …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: