U L T I M A S
Inicio / Actualidad / Las fábricas siguen cerrando a pesar de que digan lo contrario

Las fábricas siguen cerrando a pesar de que digan lo contrario

El ministro de Producción, Raúl Chico continúa defiendo su gestión al frente de la cartera, a pesar de las graves falencias en cuanto a su accionar, ya que, lamentablemente, en Catamarca las empresas están con respirador artificial.  

coca cola despidos

A pesar de lo que dice el INDEC, que calificó según un informe que Catamarca es una de las provincias con menos desarrollo industrial en el país, Chico se escuda en que todo es debido a la economía nacional y de esa forma no se hace cargo de su falta de gestión.
Le recuerdo al ministro que desde que comenzó el gobierno de Lucia Corpacci y las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner; y la actual de Mauricio Macri  nuestras industrias no evolucionaron, es más algunas ya no existen.

El titular de la cartera de Producción prefirió, ante la consulta de la prensa,  no dar  cabida a los números del último informe coyuntural del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL), que posicionó  a la provincia como la única con caída de la actividad económica en el NOA y una de las dos del Norte Grande.

Lamentablemente, desde la gestión de Chico continúa la debacle industrial y estos son algunos ejemplos de manera cronológica de cómo cerraron empresas iconos para la provincia:

La reconocida empresa Coca Cola (FOTO), uno de los orgullos de los catamarqueños, en el 2012 la planta productora de esta gaseosa cerró sus puertas y así más de 100 empleados terminaron en la calle.

En el año 2013, Complejo Productivo Mediterráneo S.A, una empresa de Catamarca dedicada a la fabricación de envases plásticos anunciaba el cierre de su planta, con lo cual 80 trabajadores  quedaron sin empleo y, luego se sumaron otros 40 que ocupaba el establecimiento y que habían sido cesanteados meses atrás.

En marzo del 2015, EPSON, la firma ubicada en la ruta nacional 38 del departamento Valle Viejo, cerró sus puertas dejando más de una decena de familias sin el sustento diario.

Por su lado, la empresa ENCATA dedicada a las impresiones flexográficas (etiquetas que se colocan en envases) de diversos productos; antes de cerrar sus puertas fue parte de una puesta en escena por parte del gobierno nacional que por ese entonces estaba liderado por Cristina Kirchner, fue subastada en el 2016 y antes había declarado su banca rota en 2010, año que fue parte del programa “fábricas recuperadas” que llevaba adelante el gobierno K, y quien la ex presidente estuvo en su reinauguración con bombos y platillos en 2011, pero tristemente fue un número teatral ya que al terminar el acto la industria siguió cerrada, culminando así con la ilusión de sus trabajadores.

Este año fue el turno de la  fábrica textil  Yersiplast, ubicada en la ciudad de Capital catamarqueña y a pesar de estar más de 30 años dejó a 20 trabajadores sin su sustento. Y hace días la empresa Industrias Plásticas Catamarca (IPC), anunció la posibilidad de que cierre la planta local; y 37 operarios quedarían sin su trabajo.

Estas y otras más de menor envergadura sufrieron las consecuencias de la falta de ideas para salvar la industria nacional, dado que en otras provincias menos agraciadas, en cuanto a los suelos y a las posibilidades industriales, prosperaron.

Lo irrisorio es pensar que la tasa de actividad de empleo en Catamarca genera optimismo, pero aún así el ministro se muestra confiado.

 

Además

Córdoba apoya a los bitrenes pero remarca la necesidad de reformas viales

El Colegio de Ingenieros Civiles de Córdoba expresó su apoyo a la habilitación de los …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: