U L T I M A S
Inicio / Actualidad / Las venta de maquinaria agrícola creció un 22% en el 2017

Las venta de maquinaria agrícola creció un 22% en el 2017

El sector facturó U$S 2.200 millones el año pasado, según datos del INTA. Ahora, preocupa la sequía que postergó algunas operaciones.

Las fábricas de maquinaria agrícola cerraron un buen 2017, con ventas que alcanzaron los 2.200 millones de dólares. Es un 22% más que las operaciones que se habían concretado en el 2016 (1.800 millones de dólares), según datos del INTA, y consolida la tendencia ascendente que comenzó a finales de 2015, cuando el gobierno eliminó las retenciones a la mayoría de los cultivos.

Pero en las últimas semanas, la sequía enfrió algunas operaciones y genera preocupación entre los fabricantes. Así lo expresaron en la última reunión de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma), que se realizó hace unos días en Firmat (Santa Fe).

“Algunos empresarios plantearon que hubo una caída en las llamadas para concretar operaciones por las pérdidas que está generando la sequía. Es comprensible porque los productores todavía no saben cuántos granos van a cosechar, pero no es una situación generalizada y se está dando en determinados rubros; por ejemplo, los de cosecha y post-cosecha”, contó Ricardo Fragueiro, director ejecutivo de Cafma.

En Marcos Juárez (Córdoba), Eduardo Borri, presidente de Metalfor -que produce pulverizadoras, tolvas y cosechadoras-, reconoce que hay preocupación por la crítica falta de lluvias.

“La mayoría de las empresas vendieron en 2017 entre un 15% y un 30% más que en el 2016, y se esperaba un 2018 con una tendencia similar. La sequía postergó algunas operaciones y creo que Expoagro va a ser un termómetro interesante para ver cómo sigue el mercado y se proyecta para el resto del año”, planteó el empresario.

En la misma línea se expresó en Rosario Enrique Bertini, dueño de la fábrica de sembradoras que lleva su apellido. “Venimos de un buen 2017 y es cierto que ahora hay empresarios que aseguran que la sequía está pegando fuerte. Habrá que ver cómo sigue el clima. Hasta ahora nosotros tenemos los pedidos habituales para esta época del año”, aseguró.

En Armstrong, Marcela Silvi, gerente general de ERCA -que fabrica sembradoras y rastras de discos- admite que la sequía es una amenaza y que puede influir en el negocio pero destaca que se sostiene una de las variables centrales en la comercialización de los fierros: la posibilidad de acceder a créditos favorables(más del 70% de las ventas se concretan con este tipo de financiación).

“La línea del Banco Nación, con una tasa del 14,5%, sigue vigente y además hay buenos créditos de los bancos provinciales, como el de La Pampa. Los bancos privados ofrecen líneas interesantes en dólares de los bancos y esperamos que para Expoagro mejoren algunos puntos”, adelantó.

La empresaria contó que en la planta tienen la demanda habitual para esta época del año. “Enero y febrero no suelen ser meses fuertes de ventas y tenemos buenas perspectivas para el resto del año. Nosotros no aflojamos en el ritmo de producción, quizás este año la diferencia sea que hay que salir más a buscar los negocios”, opinó.

Javier Grasso, gerente comercial de Metalfor, suma otro factor positivo. “La mejora en las cotizaciones hace que ahora un productor necesite menos granos para comprar la misma máquina”, destacó.

Es que el precio de los granos es un factor de peso, como el clima y el acceso al financiamiento, las famosas tres “C” (clima, cotizaciones y créditos) que influyen en las decisiones de compra de los productores y contratistas.

En un informe del INTA, Mario Bragachini, experto en maquinaria agrícola, precisa que el clúster fierrero, que se concentra en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires -donde generamás de 80.000 empleos-, creció en los últimos tres años.

En el 2015, la facturación fue de 1.450 millones de dólares, al año siguiente de 1.800 millones de dólares y en el 2017 de 2.200 millones de dólares.

En estos tres buenos años hay muchos productores querenovaron su parque de maquinaria. “Esa es una variable que también puede estar influyendo al momento de postergar la compra de una pulverizadora, por ejemplo, hasta ver cómo se define la cosecha”, explicó Grasso.

Mercado externo

Un punto que preocupa es que la balanza comercial del sector fue negativa en el 2017. Las importaciones de fierros superaron los 1.000 millones de dólares (sobre todo cosechadoras y tractores, que producen las marcas internacionales y muy pocas empresas locales) y se exportaron unos 100 millones de dólares.

“El sector merece una Ley de promoción de la industria metalmecánica nacional que incluya a las terminales de maquinaria agrícola de baja y alta complejidad, a las pymes agropartistas y, por supuesto, a las industrias metalmecánicas de procesos agroalimentarios y de bioenergía y energía renovable, entre otras”, planteó Bragachini.

Con el mismo objetivo en la mira, los directivos de Cafma, que concentra a los fabricantes nacionales, también vienen solicitando que las líneas de crédito de bancos del estado sean exclusivas para las fábricas que producen sembradoras, pulverizadoras y tolvas, entre otros fierros, con un 60% de insumos nacionales.

 Clarín

Además

Estado de rutas nacionales

El ministerio de Transporte de la Nación, a través de la Dirección Nacional de Vialidad …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: