Inicio / Actualidad / Leve mejora en la brecha de precios entre origen y destino de los productos agropecuarios

Leve mejora en la brecha de precios entre origen y destino de los productos agropecuarios

La brecha bajó 5,4% frente a abril para un promedio de 25 productos agropecuarios que se sirven en la mesa familiar. Naranja, limón y mandarina fueron los productos de mayores brechas. Cebolla, huevo y pollo, los de menos. La participación del productor en el precio subió a 22,7%.

• La brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los productos agropecuarios se redujo 5,4% en mayo frente a abril, impulsada por la mejora en las brechas del pollo, la naranja, el limón y la lechuga que combinaron mejoras en los precios al productor con caídas en los precios al consumidor. Se trata de un comportamiento habitual para esos productos, que suele repetirse a esta altura del año.

• En promedio, los consumidores pagaron 5,26 veces más de lo que cobró el productor por sus productos en sus campos, cuando en abril la diferencia fue de 5,56 veces.

• De los 25 productos relevados, en 17 bajaron las brechas y en ocho subieron, lo que explica la mejora del indicador.

• Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de CAME en base a precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 700 precios de verdulerías y mercados para cada producto, y precios de origen de las principales zonas productoras, que relevan un equipo de 35 encuestadores.

• En mayo, el IPOD agrícola bajó 5,5%, llevando su brecha a 5,69 veces, aunque resulta 2,9% mayor a la del mismo mes del año pasado.

• El IPOD ganadero, en tanto, se redujo 5,4%, de 3,72 veces en abril a 3,52 en mayo, resultando 10% menor al de mayo de 2018.

• La participación del productor en el precio final se recuperó 3,2%, aunque sigue igualmente baja, en 22,7% promedio.

Mayores y menores brechas

• Los productos con mayores brechas en mayo fueron: la naranja, donde el precio se multiplicó por 10,15 veces desde que salió del campo; el limón con 9,43 veces; la mandarina con 8,29 veces; la manzana con 7,09 veces; la pera con 6,86 veces, y el pimiento rojo con 6,8 veces.

• En mayo se registró buen clima en las zonas productoras. Las precipitaciones favorecieron a algunas zonas como Santa Fe, Tucumán y parte de Salta.  

Subas y caídas en las brechas

• En mayo, el producto donde más bajó la brecha (en cantidad de veces) fue la naranja. La diferencia de precios de ese producto pasó de 13,49 veces en abril a 10,15 veces en mayo (-24,8% o una caída de 3,3 veces), aunque sigue siendo uno de los alimentos de la mesa familiar que más se incrementa en todo el proceso de distribución. La mejora se produjo porque subieron 19,5% los precios al productor y descendieron 10,1% los precios al público.

• Otro producto con fuerte caída fue el limón, donde la diferencia de precios pasó de 11,96 veces en abril a 9,43 veces en mayo (-21,2% o una caída de 2,5 veces), como consecuencia de un alza del 14,9% en el precio recibido por el productor y una baja del 9,4% en los precios al consumidor. Igual, las variaciones responden a cuestiones más que nada estacionales.

• Entre los productos donde más se incrementó la brecha en el mes, en cambio, se encuentra el pimiento rojo, que pasó de 5,43 a 6,78 veces (+24,9% ó 1,4 veces). El aumento responde a una baja del 14,1% en el precio pagado al productor y a un crecimiento del 7,3% en los precios al consumidor. La caída en los precios al productor se debe a una cuestión estacional, que ya viene desde hace meses con altos márgenes de variabilidad. Los productores consultados señalaron que esperan que los precios se estabilicen en los próximos meses, ya que la cosecha fue muy buena y la demanda está dentro de los niveles normales.

Los productos con menores brechas en el mes fueron: el pollo, donde los precios apenas se multiplicaron por 1,87 veces desde que salieron de la chacra, seguido por el huevo con 2,26 veces; la cebolla con 2,52 veces; la acelga con 2,63 veces, y el tomate de ensalada con 3,56 veces.
Participación del productor

• La leve mejora en la brecha entre precio de origen y destino se tradujo en un leve aumento en la participación promedio del productor en el precio final del producto, que pasó de 22% en abril a 22,7% en mayo.
Los productos con menor participación del productor en el precio volvieron a ser: la naranja donde el productor apenas recibió el 9,9% del precio final (aunque con una suave mejora desde el 7,4% de abril), el limón con 10,6%; la mandarina con el 12,1%; la manzana con el 14,1%, y la pera con el 14,6% del precio final.

Al grupo de productos de baja participación del productor en el precio se sumó, en mayo, el pimiento rojo, donde el productor recibió el 14,7% del precio final.

En productos como el pollo el productor se llevó el 53,5% del precio que pagó el consumidor en mayo, en el huevo el 44,2%, y en la cebolla el 39,7%. Así, fueron los de mejor distribución dentro de la cadena.

El IPOD es un indicador elaborado por CAME para medir las distorsiones que suelen multiplicar por varias veces el precio de origen de muchos productos agropecuarios en el recorrido desde que salen del campo y hasta que llegan al consumidor. Esas distorsiones son muy dispares según producto, región, tipo de comercio y época del año.
En general, las diferencias están determinadas por un conjunto de comportamientos (algunos especulativos) de diferentes actores del mercado, básicamente de las grandes cadenas de supermercados que se abusan de su posición dominante. Otros son factores comunes como la estacionalidad, que afecta a determinados productos en algunas épocas del año, o los costos de almacenamiento y transporte.

Además

Hay un “riesgo elevado” en la economía por las elecciones para el FMI

El Fondo puso el foco en el escenario de octubre, aunque también destacó que se …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: