Inicio / Actualidad / Los semilleros, en busca de una agricultura más eficiente

Los semilleros, en busca de una agricultura más eficiente

Rindes que sorprenden y cosecha récord. Dos frases que vienen resonando en el sector agropecuario a medida que pasan las campañas. Y en esta edición de Expoagro, que acaba de concluir en San Nicolás, fue más fuerte que nunca.

Y este año no es la excepción. En este ciclo agrícola se espera una producción de más de 130 millones de toneladas en Argentina, según estimaciones privadas y públicas. Los lotes que comenzaron a cosecharse impresionan con producciones por arriba de lo que se esperaba en un primer momento.

Rindes que sorprenden y cosecha récord. Dos frases que vienen resonando en el sector agropecuario a medida que pasan las campañas. Y en esta edición de Expoagro, que acaba de concluir en San Nicolás, fue más fuerte que nunca.

Y este año no es la excepción. En este ciclo agrícola se espera una producción de más de 130 millones de toneladas en Argentina, según estimaciones privadas y públicas. Los lotes que comenzaron a cosecharse impresionan con producciones por arriba de lo que se esperaba en un primer momento.

Sin duda, la eficientización en el uso de los insumos, el manejo de lote por lote, el mejoramiento de la genética en los germoplasmas y el uso de biotecnología de vanguardia, han sido la llave para ingresar a un horizonte que no tiene techo en al agricultura argentina. Obviamente, si el clima acompaña.

“La agricultura en Argentina es de alta tecnología, siempre el productor está adoptando nuevos desarrollos a una velocidad muy grande”, apuntó en primer lugarJulián Sudera, director de Marketing de Corteva Agriscience.

La compañía fue a Expoagro con tres stands. En uno hizo hincapié en la comunidad, por otro lado, en la marca Brevant con las soluciones de semillas y protección de cultivos; y en el tercero, mostró la marca Pioneer, con foco en el cultivo de maíz.

Y además, la empresa se dio el lujo de anunciar en la feria, junto al secretario de Gobierno de Agroindustria, Luis Etchevehere, la autorización de un nuevo evento biotecnológico en maíz. Se trata de Powercore Ultra Enlist, que combina tres modos de acción Bt para el control de insectos plaga en el cultivo y cuatro eventos que toleran distintos principios activos de herbicidas, claves para combatir el problema de las malezas resistentes. EnArgentina ya se aprobaron 54 eventos, en su mayoría fueron en este cultivo.

“Vemos que se ha complejizado el problema de malezas, sobre todo de gramíneas y hoja ancha, que hizo que se revea todo el plantel tecnológico”, agregó Sudera.

En este sentido, puntualizó que, afortunadamente, en los últimos años hubo un cambio por parte de los productores y ha aumentado sustancialmente el uso del refugio, un manejo que ayuda a resguardar las tecnologías por más tiempo. “Todavía nos falta pero hoy estamos en un camino positivo en relación a años anteriores”, consideró.

En relación a la soja, Sudera indicó que están a la espera de un sistema de captura de valor para poder lanzar la tecnología. “Somos optimistas que la Ley de Semillas en algún momento va a salir. Argentina necesita reinsertarse en el mundo de la tecnología. Hoy Enlist fue aprobada en Estados Unidos y está por ser liberada en Brasil”, dijo.

Basf fue otra de las compañías que vino a la feria con toda su artilleria, mostrando sus innovaciones en fitosanitarios, pero este año presentó su nuevo negocios de semillas bajo la marca Credenz. “La adquisición del negocio de semillas fue una de las operaciones más importantes de la historia del Grupo Basf y queríamos ponerlo en vidriera”, sostuvo Gustavo Portis, director de la División Soluciones para la Agricultura de Basf para Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia.

Así, con este nuevo enfoque, la empresa alemana trajo a la muestra soluciones desde la semillas de soja, con biotecnología RR1 e Intacta y el tratamiento profesional de semillas, hasta la protección de los diferentes cultivos.

Cabe señalar que por el momento comercializan variedades de soja pero ya están testeando cultivares de algodón en el país.

A su vez, informó que están trabajando en la digitalización con el objetivo de que en los próximos años, tanto con el técnico a campo como desde el manejo de datos desde una plataforma digital, el productor pueda tomar la mejor solución y así crecer en rendimientos. “Estamos frente a un factor disruptivo”, recalcó.

En este línea, opinó que la digitalización es una área inmensa de oportunidades. “Se nos hace difícil saber cual es el horizonte porque a cada paso, te das cuenta que hay más oportunidades”, airmó.

En este temática, lanzarán en el país próximamente Xarvio que ayudará a los productores a la toma de decisiones y anticipa a las problemáticas que pueda tener en función de falta de nutrientes o presencia de enfermedades. Y además con una foto tomada con el celular es capaz de reconocer enfermedades, malezas e insectos y de ese modo permite diagnosticar y tomar decisiones acertadas.

“La digitalización será uno de los grandes cambios porque hay un recambio generacional. Los hijos de los productores están tomando mayor preponderancia en la toma de decisiones, chicos de 30 años que vienen con otro chip, que quieren invertir menos tiempo en el cara a cara, en reuniones largas y tediosas, y buscan tener más información, más aplicaciones, poder visualizar y simular determinada tecnologías en su campo”, coincidió Antonio Aracre, Director General de Syngenta para Latinoamérica.

En consecuencia, para el directivo se viene una agricultura de precisión donde en función del clima, se puede saber qué y cuánto agregar para generar mayores rindes.

“La digitalización sin duda va a ser la nueva revolución verde”, resumió.

En este contexto, Syngenta expuso en la feria todas sus novedades en soja, maíz y trigo, principalmente, sin embargo enfatizó en dos herramientas muy necesarias para el productor. Una es Integra, un programa que mitiga los riesgos climáticos (sequía o inundación) en la cual la compañía le devuelva el dinero que invirtió el productor en insumos si tiene alguna inclemencia con el clima. El año pasado en soja devolvieron más de $150 millones (fue la peor sequía en 50 años). Este año lo implementará para trigo.

Y la otra necesidad es la financiación, sobre todo en estos tiempos. Por lo que lanzaron Crescere, donde la empresa financian a un año o a cosecha, sin tasa de interés y si el productor canjea granos, obtiene un sobreprecio por su producción.

Por otro lado, Bayer también estuvo presente en la muestra y se presentó por primera vez como una sola empresa, ya con Monsanto totalmente integrada. “Es una nueva etapa de la empresa”. recalcó el Ceo de Bayer para la región del Cono Sur, Christophe Dumont.

En el stand de la empresa alemana había tres pilares. El de semillas y biotecnología, el de protección de cultivos y el de digitalización.

Sin embargo, el foco de innovación para Bayer en este tiempo estará puesta en la digitalización, que según Dumont, será la nueva revolución del agro. “El productor va a ser alguien de otra generación, un nativo digital. Va a querer usar toda esta tecnología para producir”, enfatizó el CEO de Bayer.

Para esto, en la campaña que viene van a presentar Field View, un desarrollo que va a elevar la producción de granos y la eficiencia del productor.

“La digitalización va a ayudar mucho a ser más eficiente en el manejo de sus insumos. No solo la variedad que va a sembrar, sino qué y cuándo va a aplicar. Esto traerá a la Argentina un nivel competitivo muy alto frente a otros países”, dijo.

Por otro lado, hizo alusión a las ventajas de Intacta (la segunda biotecnología lanzada en soja en Argentina) especialmente este año, por la mayor presión de insectos. “Hubo muchas zonas anegadas donde no se pudo aplicar químico y ahí la tecnología feu más beneficioso que la aplicación tradicional”, destacó.

Otra empresa que mostró todo su potencial fue Bioceres, presentando la nueva biotecnología desarrollada por la empresa: el gen HB4 que da resistencia a sequía y salinidad y que fue desarrollado para soja y trigo.

En macetas se pudo observar solo en soja, al lado de sojas testigo para que el público pudiera observar el efecto del estrés hídrico en una y otra.

Este evento, el primero de su tipo desarrollado por una empresa nacional, está a la espera de aprobación en el cultivo de trigo por parte de la Secretaria de Agroindustria. En soja ya fue liberado pero falta la aprobación de China, el principal mercado.

“La agricultura en Argentina está buscando hacia donde ir. Estamos produciendo más todos los años, quizá no al ritmo que nos gustaría, y hay una sensación de encerrona desde el punto de vista de rentabilidad”, señaló Federico Trucco, Ceo de la compañía.

“A esta lógica hay que buscarle una salida por arriba del laberinto. La propuesta de valor de Bioceres tiene que ver con nuevas tecnologías que permitan utilizar mejor los recursos ambientales pero también que nos lleve a una nueva propuesta de valor en donde aprovechemos la parte que hoy no aprovechamos. La fotosíntesis que se pierde, se volatiliza”, agregó.

En este línea, hizo referencia a la necesidad de ser más eficaz a nivel productivo. “Esto que ver con pensar a la agricultura a escala personal. Pasar de las soluciones que funcionan en todas las hectáreas a soluciones personalizadas para contextos ambientales y productivos específicos”, sostuvo.

Y dio un ejemplo concreto. “La revolución en la ciencia de la salud tiene que ver de pasar con la medicina generalista a medicina de precisión. “Los 6.000 millones de personas del planeta tenemos una individualidad genética que nos lleva a diagnósticos personalizados”.

A su vez, en el stand, Rizobacter, donde Bioceres tiene el 50% de las acciones, acompañó los desarrollos del gen HB4. La empresa pergaminense presentó fertilizantes, inoculantes y biofungicidas.

Por último, Nidera Semillas también expuso todo portfolio de materiales en soja, maíz y girasol en su plot.Pero además, hizo foco en trigo con nuevos lanzamientos para el próximo ciclo que comienza a mitad de año.

Nidera comercializa materiales de maíz con la biotecnología Viptera, que según Claudio Pastor, Gerente de Desarrollo de la empresa, es el más avanzado. Y está acompañado, agregó, con el desarrollo Clearfield para aplicar diferentes herbicidas para controlar el problema de malezas, uno de las principales problemáticas en el lote. Y destacó que ya está por ingresar Viptera 4, para gusanos de la raíz.

“Es fundamental el uso de refugio. Si no se hace, está la posibilidad de perder la tecnología en poco tiempo. En tres años se puede perder la tolerancia como ya sucedió en la Argentina”, alertó.

Según comentó, están trabajando desde la empresa, más allá de los eventos biotecnológicos que están en el mercado y de los que vendrán, en el manejo por ambiente.

“Se trabaja en agricultura por ambiente para que el productor pueda trabajar de manera particular. Muchos productores ya tienen la ambientación del campo. Nosotros nos estamos enfocando en conocer muy bien los ambientes para poder darle al productor soluciones a la medida”, dijo el directivo de Nidera.

La tecnología está al servicio del productor agropecuario. Recorriendo las calles y pasillos de Expoagro se pudo observar que Argentina está a la vanguardia a nivel mundial.

Clarín Rural

Además

RADIO PONCHO se hace eco del Año Mariano Nacional y el Congreso Mariano Nacional

En el marco de la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho, en la jornada de …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: