Inicio / Actualidad / Maíz: claves para el ajuste fino del híbrido con la densidad de siembra

Maíz: claves para el ajuste fino del híbrido con la densidad de siembra

Una red de ensayos determinó cómo alinear un determinado material con el potencial de un ambiente para lograr el máximo rendimiento.

Las mejoras en la producción de maíz demandan que la industria semillera se concentre en mejorar los potenciales de rendimiento. También, que destine recursos al desarrollo de cómo manejar cada híbrido para lograr el máximo provecho agronómico y económico.

Entre dichas mejoras, se encuentran la incorporación de nuevas tecnologías para la agricultura de precisión y la gestión eficiente de todos los insumos involucrados en la producción. Otra gran mejora es la oferta de germoplasma y el know how para afinar la interacción con la maquinaria agrícola para lograr que el híbrido exprese todo su potencial.

Con este objetivo en la mira, ACA Semillas viene realizando una red de ensayos que tienen el objetivo de determinar cuál es el rango de densidad de plantas adecuado para cada nivel de rendimiento. La red se distribuye en toda la geografía maicera Argentina, donde se exploran diferentes rangos de población (entre 2 plantas por metro cuadrado y hasta 16 plantas por metro cuadrado) y se prueban distintas dosis de nitrógeno.

En base al análisis de la información, cada híbrido responde de manera diferente. Los materiales ACA 473 VT3 PRO, ACA 470 VT3 PRO y ACA 481 VT3 PRO, por ejemplo, tienen un amplio rango de población óptima para lograr un rendimiento determinado, generalmente asociados a poseer altos índices de prolificidad y espigas compensadoras.

En el caso de ACA 480 VT3 PRO el rango es más acotado, porque su mecanismo de compensación es el número de granos y el peso. Para un rinde de entre 8 y 10 toneladas por hectárea, la densidad óptima puede ir desde las 5 plantas por metro cuadrado hasta 8,5 plantas por metro cuadrado.

En cambio para un rendimiento de entre 14 a 16 toneladas por hectárea, ese rango se corre a 7,5 plantas por metro cuadrado y hasta 9,5 plantas por metro cuadrado. Por el contrario cuando se está frente a un ambiente restrictivo de 6 toneladas o menos la franja de densidad óptima se desplaza a 2 a 6,5 plantas por metro cuadrado.

Este tipo de información es de suma utilidad, para lograr cultivos eficientes y maximizar el uso del recurso semilla de acuerdo al rendimiento objetivo buscado.

Además

El desempleo llegó a 10,6% y afecta a más de dos millones de personas

Subió un punto porcentual, 250.000 descupados más que un año atrás. Es el mayor nivel …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: