U L T I M A S
Inicio / Actualidad / Mercado internacional de trigo,Argentina rompe records

Mercado internacional de trigo,Argentina rompe records

Al igual que en la campaña ya finalizada, el trigo argentino continúa rompiendo récords. Esta vez, el buen desempeño del cereal local se focaliza en el comercio exterior. Nuevas marcas en ventas mensuales a Brasil, la diversificación de destinos de exportación y el crecimiento de las divisas generadas caracterizan la gran competitividad en este cultivo.

El mercado mundial de trigo ha sido protagonista en los últimos años de grandes cambios respecto a lo observado en períodos anteriores. Argentina, uno de los actores clave en el comercio mundial del cereal principalmente por sus intercambios con Brasil, es un partícipe importante en estos cambios.
Haciendo foco en nuestro país, para comenzar, se puede observar en base al informe de Intercambio Comercial Argentino publicado por Indec esta semana que el trigo fue el producto que generó el segundo mayor aumento –en valores absolutos- en el ingreso de divisas al país, detrás del rubro de vehículos automóviles para el transporte de mercancías. El año 2017 cerró con un valor exportado de trigo de 2.364 millones de dólares, mientras que en 2016 este monto alcanzó los 1.838 millones. Esto nos deja con un aumento de US$526 millones, lo que se traduce en un incremento del 28,6% interanual.
Las exportaciones del cereal continúan creciendo y a esto se le suma una mayor diversificación en los destinos de venta, lo que se relaciona con la mayor competitividad que está mostrando el trigo argentino en el mundo. En el año que pasó, las ventas externas se distribuyeron entre 48 países, mientras que en 2016 fueron 39, 23 en el año 2015 y tan sólo 12 en el año 2014. Brasil continúa siendo el principal comprador del trigo nacional, pero esta mayor diversificación hace que disminuya su incidencia en el mercado de exportación.
Considerando la campaña comercial, que para el trigo en Argentina va desde diciembre a noviembre, se espera que la comenzada recientemente tenga el mayor volumen exportado en las últimas trece, con unas 13 millones de toneladas según estima el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) en el informe del mes de enero sobre el comercio internacional realizado por el Foreign Agricultural Service. En este último reporte elevó el valor proyectado respecto al presentado en diciembre donde fue de 12,5 millones de toneladas. Cabe recordar que el USDA incorpora en esta cifra el volumen correspondiente a harina y otros productos derivados. Si se tiene en cuenta sólo las exportaciones de grano, la campaña pasada 2016/2017, que finalizó en noviembre pasado, registró valores récord alcanzando los 12,8 millones de toneladas.
Otro dato a remarcar, de gran relevancia para el sector triguero nacional, es el récord de importaciones esperado para Brasil. Se estima que para la actual campaña este país se hará con 8 millones de toneladas del cereal del mercado internacional. Ese monto supera en 1,15 millones de toneladas el promedio de lo adquirido por importaciones en las diez campañas anteriores.
Otro récord relacionado a Brasil, pero esta vez con Argentina como protagonista, es múltiple y tiene que ver con las exportaciones de este cultivo hacia aquél país. Los últimos cuatro meses registraron el mayor valor exportado a dicho país en relación a cada mes respectivo de los años anteriores (2012 a 2017). En relación a esto, es importante mencionar el dato respecto al trigo embarcado hacia ese mismo destino en lo que va de este mes de enero, que según información de Thomson Reuters, se acerca a las 680 mil toneladas. Este sería un nuevo récord para el mes en cuestión y representa un incremento de 330 mil toneladas respecto al promedio de los últimos cinco años.
Siguiendo con el análisis de nuestro mayor socio comercial en la región, se puede ver, a la inversa de lo sucedido con los destinos de exportaciones para el trigo argentino, que Brasil ha concentrado sus compras en Argentina respecto a años anteriores. A lo largo del último año, ha disminuido sus importaciones de trigo desde los demás países que han sido -a lo largo de los últimos años- parte de sus principales abastecedores. Nuestro país le ha ganado terreno principalmente a Estados Unidos, que ha perdido competitividad en el mercado brasileño. Esto se puede apreciar claramente analizando las participaciones de los distintos países en las importaciones brasileñas de trigo. A partir de datos oficiales de la CONAB, se observa que, considerando las compras internacionales hasta noviembre de 2017, Argentina ha incrementado su presencia en el mercado brasileño respecto a su participación promedio en los últimos 5 y 10 años, mientras que los demás abastecedores (Estados Unidos, Canadá, Paraguay y Uruguay) la han disminuido.
Este hecho sumado a la caída en la producción de trigo en Brasil respecto a la campaña anterior, que según el USDA sería de alrededor de 2,5 millones de toneladas menor, podría ser un indicio de que la participación de este país en las compras de trigo argentino tenga una incidencia mayor este año. Según plantea el reporte de esta semana de Global Agricultural Information Network (GAIN-USDA), alrededor del 50% de las exportaciones de la campaña vigente se dirigiría al país vecino.
La pérdida de competitividad de Estados Unidos se ve claramente en la evolución de sus exportaciones a Brasil para la que va de su campaña, que va de junio a mayo, en relación a las anteriores. En el año comercial 2016/2017 Brasil fue el octavo país en importancia con relación a las ventas de trigo norteamericano. Si se compara el volumen exportado a la fecha en la 2016/2017 respecto a la campaña actual se ve una caída del 90% (en la 2017/2018), la mayor caída para esta variable entre los 20 principales importadores de trigo en la 16/17, según datos deU.S. Wheat Associates.
En base a datos de la misma asociación, se ve el fuerte incremento de la participación de los países de Oriente Medio y del norte de África en las compras de trigo estadounidense. Esas importaciones ya acumulan 790 mil toneladas más en la que va de la campaña actual que en la totalidad de la pasada, una suba del 86%. Esto se explica principalmente por las compras de Argelia que registran un aumento del 114% respecto a enero de la campaña anterior y por las de Irak, que de no figurar entre los destinos para el trigo de EE.UU. pasó a tener ya importadas 608,8 mil toneladas.
Argelia también se destaca entre los importadores de trigo argentino, con una notable evolución. En el 2016, este país del norte africano importó 152,3 mil toneladas, mientras que en el 2017 esa cifra se incrementó a 1,8 millones de toneladas (10,8 veces superior) lo que la llevó a ocupar el segundo lugar como principal destino del trigo argentino detrás de Brasil. Otro aumento destacable es el de Chile que pasó de adquirir 250 mil toneladas en 2016 a 863 mil, un alza del 244%.
La semana en el mercado local
En la semana que pasó, en el recinto del Mercado Físico de Granos de Rosario, el valor del trigo registró subas consecutivas todos los días de la semana al tomar como referencia los precios de pizarra publicados por la Cámara Arbitral de Cereales. La semana pasada finalizó con una cotización que se ubicó en los AR$3.080 por tonelada. El lunes cerró con un aumento de AR$20, para llegar a los AR$3.100/t. Los días siguientes se registraron alzas sucesivas por un monto de $50, finalizando con una suba de $30 para cerrar la semana en AR$3.230 por tonelada, precio de referencia correspondiente a las operaciones del día jueves. El precio abierto ofrecido por los compradores para el disponible sin descarga fue para el jueves de AR$3.250/t.
Respecto al segmento de contratos a plazo, el trigo febrero/marzo fue el más buscado por los operadores y en donde se focalizaron las transacciones, con un mayor número de compradores activos respecto a la semana pasada. El precio abierto para esta posición alcanzó los AR$3.300/t. Algo para remarcar dentro del mercado de forwards es el registro de un valor abierto para el trigo de la campaña 18/19, para entrega en diciembre/enero, que alcanzó los US$160 por tonelada. Sin embargo no se registran operaciones a ese valor, las transacciones efectuadas para esa posición se habrían concretado por montos superiores.

Además

Se actualizaron los aranceles analíticos para exportaciones de vinos de hasta 3 mil litros

El Ministerio de Agroindustria de la Nación a través del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: