Inicio / Sin categoría / Para INTA la soja tiene un 75% de chances de perder plata por la sequía

Para INTA la soja tiene un 75% de chances de perder plata por la sequía

Los lotes de soja que sufrieron sequía extrema tienen un 75% de probabilidad acumulada de registrar márgenes negativos, con probables pérdidas de 120 dólares por hectárea antes del pago de alquileres. En tanto, los lotes de maíz que afrontaron una condición extrema tienen más del 95% de probabilidad acumulada de márgenes negativos.

Según el trabajo, por la suba de los precios del último tiempo los márgenes pueden aumentar en unos 200 dólares por hectárea para maíz y 130 dólares por hectárea para soja solo en los lotes que no fueron afectados por la sequía.

En cambio, donde la seca impactó de “manera severa” la caída de márgenes es significativa, con una reducción promedio esperada de unos 400 dólares por hectárea, “siendo probable obtener márgenes negativos”.

Sin embargo, se presenta una situación de sequía severa o extrema en buena parte de la zona agrícola núcleo. “La información disponible indica que buena parte de las hectáreas cultivadas, dentro de la región núcleo, se encuentran en zonas donde las precipitaciones han sido escasas y las ubican en la categoría de sequía severa o extrema”, expresa el estudio.

Al respecto, el informe explica que algunos de los valores del Índice de Precipitaciones Estandarizado (IPE) para dos meses correspondiente al mes de febrero de 2018 reportado por el “Centro Regional del Clima para el Sur de América del Sur” son: Pergamino -1.29 (sequía severa), Junín -0.88 (sequía moderada), Marcos Juárez -1.59 (sequía extrema), 9 de Julio -2.70 (sequía extrema), Río Cuarto -1.36 (sequía severa) y Bolívar -1.65 (sequía extrema).

“No cabe duda de que el resultado neto será negativo con alta probabilidad en muchas de ellas”, indica.

En este contexto, el informe precisa que en el caso de sequía extrema para soja la probabilidad acumulada de obtener márgenes negativos es casi del 75%, mientras que para maíz supera el 95 por ciento. Las pérdidas podrían ser de hasta 120 dólares por hectárea en el primer cultivo y 200 dólares por hectárea en el segundo. Las pérdidas son antes del pago del alquiler.

El trabajo precisa que hay un nivel mínimo de rendimiento a partir del cual no es conveniente cosechar el grano porque no se cubren los costos de cosecha. “Es decir, hay una pérdida total de costos directos para aquellos rendimientos que no cubren los costos variables al momento de cosecha. Estos rindes mínimos son de 21.6 quintales para maíz y 7.5 quintales para soja”, explican los autores.

Además

Hay suspensiones en Renault e Iveco por la caída en la venta de autos

La caída en la venta de autos ( los patentamientos bajaron 17,4% en julio) frente …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: