Inicio / Actualidad / PLAN TOMATE PARA INDUSTRIA : EL NEGOCIO PARA UNOS POCOS (Primera parte)

PLAN TOMATE PARA INDUSTRIA : EL NEGOCIO PARA UNOS POCOS (Primera parte)

En un trabajo periodístico, llevado a cabo por Producción rural , que vamos a presentar desde hoy, y   en su totalidad  durante  esta semana, vamos a contarles los detalles del “plan Tomate para Industria”, que era parte del programa Frutihortícola provincial , programa que era  llevado a Cabo por el Ministerio de Producción de Catamarca.

Es necesario acotar que debido a lo extenso del trabajo periodístico, hemos considerado necesario para intentar no omitir detalles, que las publicaciones del trabajo sean a lo largo de estos días.

Desde Producción Rural vamos a  informar sobre una operatoria, que como mínimo  fue  improvisada, maliciosa y  con facetas escandalosas. Este ” plan”  a nuestro entender sólo profundizó la crisis de los pocos productores que quedan y que se habían acogido a sus “beneficios”.

“Pequeños Productores” que no eran tales, personas relacionadas a empresas que proveyeron insumos, pero además son funcionarios del Ministerio de Producción,  y que también fueron alcanzadas con el programa para producir sus hectáreas de tomates.

Vamos a mostrar, supuestamente  a que “Productores les fue bien” y ¿a quienes les fue mal? y ¿Porqué?

Vamos a presentar un análisis del Contrato que se firmó entre AICat S.E  y  los productores, donde queda evidenciado que el Gobierno de Catamarca , a través de la AICAT  lejos de favorecerlo, sus intenciones fueron otras. Contrato que la misma AICAT incumple desde el momento mismo de ser firmados, ya que nunca le dejó copia a los productores o al menos no a todos.

Vamos a presentar y analizar planillas de liquidación de cosecha. Una planilla en particular  donde queda demostrado que el Gobierno a través de AICAT le descuenta a un productor el  85% de la producción. Situación que hecha por tierra la defensa que hizo el Coordinador del Programa Ing. Carlos Labrousse cuando sostenía que no se habían practicado los descuentos.

Vamos a dilucidar como AICAT S.E , en una maniobra que raya lo escandaloso,  recibe fruta de un funcionario de la misma AICAT  S.E.

Desde Producción Rural entrevistamos a todos los actores y vamos a publicar este trabajo periodístico en base a los datos que recabamos y los distintos registros que obran en nuestro poder.

Es importante resaltar que este año la operatoria de tomate para Industria no se realizó nuevamente, pero si se están ultimando detalles, estos días para entregar plantines a unos pocos productores para que hagan tomate para consumo en fresco, entre otras hortalizas.

De esta operatoria esta vez NO PARTICIPA  AICAT , tal vez porque los números son muy bajos comparados a los números que se movieron en la campaña de tomate para Industria, y no va a generar las “mismas ganancias”.

También, vamos a intentar desvirtuar, con datos concretos, lo que se intentó instalar desde los medios, puntualmente de un medio de comunicación  en la voz  ultraoficialista de la producción catamarqueña, que solo quiso  restar  crédito a los que de verdad perdieron con esta operatoria. Y nada dijo,  ni dice de las millonarias pérdidas que esto trae para la provincia de Catamarca. El poder de la pauta domina el silencio.

PLAN TOMATE PARA INDUSTRIA: EL NEGOCIO PARA UNOS POCOS (Primera parte)

Este plan lanzado por el Ministerio de Producción de Catamarca se llevó a cabo en el año 2016 (Septiembre) y terminó en el año 2017 (Cosecha en enero) (último pago a los productores en Mayo).

Según se publicaba, el Ministerio de Producción de Catamarca aportaba una parte para el programa, la industria  aportaba lo restante y los pequeños productores solo aportan su capital de trabajo.

En el medio de este proceso  AICAT S.E  era quien le garantizaba a la Industria, a través de un contrato firmado en Septiembre de 2016  entre AICAT y  los productores, que los mismos iban a cumplir con un volumen determinado de kg que le fijó la industria  a la AICAT  en el convenio que firmaron Aicat y los representantes de esas industrias. Es decir que los pequeños productores  producían el tomate que tenían que entregarle a la AICAT, para que AICAT le entregue a la Industria. Es por eso que AICAT S.E oficiaba de intermediario.

El Ministerio de Producción a través de AICAT S.E firmó convenios con DULCOR (Córdoba)  y con AGROANDINA S.A. (LA RIOJA).

La estatal AICAT en el contrato con los productores les pedía 50.000 kg/ha (Esto lo veremos más adelante cuando expongamos el análisis de los contratos entre AICAT S.E y los productores).

El volumen de tomates que la Industria, en este caso Dulcor y Agroandina, habrían acordado con el Ministerio de Producción a través de AICAT, serían supuestamente 5 millones de kilogramos entre ambas. Esa cantidad de kg le permitirían a DULCOR y AGROANDINA cubrir los costos de la producción (plantines , combustible,  fertilizantes, fletes, cosecha y amortizar el proceso  industrial  que se llevó a cabo en Catamarca). Esto último considerando que hayan sido estas empresas las que pusieron  el capital para financiar el plan. Se sabe, según dicen desde DULCOR , que la empresa entregó  el dinero a la AICAT para que esta compre los insumos y los entregue a los productores. (Más adelante veremos quienes fueron esos proveedores ).

DULCOR Y EL CONVENIO CON ALCO Canale

En el caso de DULCOR realizó el proceso industrial en ALCO canale , en un  acuerdo celebrado entre Dulcor y  ALCO  CANALE. Este proceso se llevó a cabo en la fábrica que está en Sumalao, Departamento Valle Viejo.

Dulcor “acordó” para que Alco le procese la fruta en Catamarca y no tenga que trasladarla a Córdoba o a Mendoza. De hecho en el departamento Maipú (Mendoza) el grupo  DULCOR  procesa un poco más de 12 millones de kg de tomates anuales, precisar más datos en ANGIORD  S.A.C.I . Es que ANGIORD al igual que YUSPE , VANOLI , ESNAOLA, VENEZIANA entre otra son marcas de Dulcor. La idea de DULCOR era lógica desde el punto de vista de la empresa, reducir los costos de transporte a Córdoba o a Mendoza, ya que ALCO (sumalao) le quedaba cerca, inclusive a los productores del oeste (Santa María y Norte de Belén).  Y cerraba desde el punto de vista del relato político del Ministerio de producción , diciendo que daban trabajo a la industria catamarqueña.

Es que Dulcor y AGROANDINA se aseguraron a través de AICAT S.E, convenio mediante, volúmenes de producción que de entrada eran muy complicados de obtener.

Estos volúmenes para la industria, son los que AICAT les exigía, contrato mediante a los pequeños productores. Según el Coordinador frutihortícola provincial del Ministerio de Producción  Ing. Carlos Labrousse, que tuvo la coordinación de todo el plan y según los pomposos anuncios oficiales de otras voces del Ministerio,  sostienen que la campaña les arrojó cerca de 3 millones de kg en Catamarca. El mismo, Labrousse sostuvo  que Dulcor procesó tomates en ALCO  canale , pero también procesó el tomate catamarqueño la empresa AGROANDINA S.A una especie de Sapem del estado Riojano. Hasta dio detalles de los kg  que Dulcor “..procesó, alrededor de 1 millón Ochocientos mil Kg de tomate y el resto para completar los casi 3 millones los procesó Agroandina de la Rioja”. (Más adelante veremos cómo es que esos 3 millones  de kg nunca existieron , ni siquiera cosechados)

Volviendo a los dichos del coordinador Labrousse, este afirma que fue el estado provincial, o sea el Ministerio quien le financió los insumos y los plantines  a los productores, a contramano de lo que dicen desde  DULCOR que ellos son los que pusieron el Dinero para que a través AICAT S.E  se compre y se le entregue a los productores los insumos, y todo lo necesario para  que produzcan el tomate.

Al ser consultado Labrousse si AICAT tenía algo que ver con la operatoria dijo que fue el Ministerio de Producción quien se hizo cargo con la coordinación frutihortícola, o sea con él y el equipo técnico del Programa  (Ing. Mauricio Bosio y el Ing. Juan Pablo De la Barrera). Hay algo que no cierra. ¿Porque  Labrousse la desconoce a la empresa AICAT? El Ing. Carlos Labrousse  también dice que toda esta operatoria le generó como movimiento al sector casi $13 millones de pesos en la provincia “y que más o menos un 10% de ese movimiento dinerario lo puso el Ministerio de Producción y generó un movimiento impresionante” (sic).  Es muy poco creíble lo que dice el Coordinador Frutihortícola, más si se contrasta con los dichos de representantes de la empresa  Dulcor.  Lo que sí es creíble, es la afirmación del Ing Labrousse sobre  que “hubo errores, que hubo problemas de logística; que hubo productores que les fue bien, y  que hubo productores chiquitos que no cosecharon ni un tomate porque no tuvieron los medios suficientes para que les vaya bien como si tuvieron otros”(sic)  más adelante veremos a que se refiere el Coordinador Frutihortícola con estos dichos, y a quienes les fue bien con este plan de tomate para Industria y a quienes les fue mal.

Cuando el coordinador del programa afirma que esta fue una prueba piloto, también expresa una situación lamentable. Y es que, los productores Hortícolas de las colonias, en campañas anteriores ya habían hecho tomate para industria, de hecho habían ido a quejarse en 2015 al Ministerio porque cuando ALCO que había sido asistida por el Gobierno les recibió la fruta nunca se las pagó. Además, las Colonias en general y los productores en particular no resisten un experimento más , y menos si viene del Estado.

CONTINUARÁ…..

Además

AFIP oficializó las nuevas escalas de monotributo vigentes para 2018

Finalmente AFIP hizo oficiales las nuevas escalas de monotributo vigentes para 2018, y publicó en el …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: