Inicio / Actualidad / PLAN TOMATE PARA INDUSTRIA : EL NEGOCIO PARA UNOS POCOS (Tercera parte)

PLAN TOMATE PARA INDUSTRIA : EL NEGOCIO PARA UNOS POCOS (Tercera parte)

En la segunda presentación que publicamos ayer, hablamos de Pedro Martínez, uno de los productores que fue afectado, y que junto a otros lideró la “rebelión de los colonos”. Productor al cual el ministro de Producción Raúl Chico tomó como discrepante  de sus utópicas políticas productivas. Este colono, que según el ministro duda que sea productor, es reconocido por los  funcionarios de Chico  como tal, y mal que le pese al ministro, era el encargado de los fletes de todo el Plan Tomate,  por ello manejaba información de primera mano.

Martínez sabía con exactitud cuánto se produjo realmente tranquera adentro, en toda la campaña. Es que Martínez como lo dijimos  se hizo cargo del  flete de la campaña, ya que presentó una oferta más baja a  DULCOR  con respecto a los otros oferentes, para ser quien haga la logística. Aparte, Martínez ya tenía trabajos hechos para esta empresa, y lo une a la agroindustria una relación de varios años, como se dijo anteriormente.                                                                             Para esta campaña de la que se habla, trabajó con otros transportista uno de nombre BRIAN PACHECO y un transportista más del cual no trascendió el nombre.  Estos estaban “a cargo de  Martinez”.

Esta logística consistía en levantar la fruta de los productores (Incluido Santa María y el norte de Belén) hasta entregarla en Sumalao, en la planta de ALCO donde DULCOR  había arreglado la “maquila” (Alquiler de procesamiento del tomate). Acá entra otro Nombre, ALEJANDRO OCAMPO, al que el Coordinador del programa Carlos  Labrousse  y otros funcionarios  de Producción refieren que no es productor de la Colonia, y que estuvo al igual que Martínez y otros productores encabezando los  reclamos. De hecho Labrousse los recibe en su oficina el día que se contradice y expresa su coloquial frase “fue un error de tipeo”

http://www.elancasti.com.ar/info-gral/2017/9/2/produccion-reconocio-errores-productores-345826.html  

Tanto Ocampo como Martínez no son reconocidos por el Ministerio de Producción, o al menos ahora algunos funcionarios, incluidos el ministro los desconocen; pero sin embargo Ocampo formó parte del programa y hasta le facturó  fruta a la AICAT SE, al igual que Martínez. O es que tal vez, los funcionarios digan que al igual que  Martínez; Ocampo no es más productor. Fundando estos argumentos, Alejandro Ocampo perdió  dinero  y  encima quedó debiéndole al Ministerio los insumos. (Más adelante analizaremos el caso de Ocampo).

El ministro de Producción, Raul Chico acepta que Martínez formaba parte del Plan de Tomate para Industria, pero dice que no debería quejarse  porque le fue bien con el flete o sea que también acepta indirectamente que a Martínez con el Tomate le fue mal. Pero veamos porque a Martínez desde lo netamente productivo no le debería haber  “ido mal”, como si le fue desde lo numérico, (recordemos que la liquidación de cosecha, o sea el pago lo hacía AICAT SE).

Martínez, también había sembrado 2 Ha de tomates para el programa del Ministerio y tenía los números afinados del costo que esto representaba para su producción. De hecho, hace varios años que produce entre otras hortalizas, tomate. Del análisis de la planilla de producción de Martínez, planilla que fuese liquidada y pagada por AICAT S.E  ; se desprende que el mismo Martínez entregó 5522 cajas de Tomate. Esas cajas de  tomates de Martinez , como  las cajas de los otros productores  quedaban registradas por AICAT  y ese registro  debía ser firmado en la recepción de la fruta, por quien las recibía , en este caso la industria:  ALCO Canale , donde estaba procesando Dulcor.

Esos registros donde quedaban establecidos los volúmenes de  cajas cosechadas de cada productor son claves a la hora que AICAT  SE pague la fruta que recibió ALCO (Dulcor) a los productores. Todo este proceso  de recepción de fruta de las colonias se llevó a cabo entre Diciembre de 2016 y enero de 2017.

planilla martinez SELLO

De las 5522 cajas,  reconocidas  en la liquidación que hacen desde  AICAT SE, y que había entregado Pedro Martínez en ALCO;  cuando fue a cobrar le pagaron un equivalente a 82823,31 kg, es decir un promedio de 15 kg por caja. Este número alerta a Martínez, ya que sostiene que el cosechó  supuestamente poco más de 120.000 kg; aproximadamente 20 kg por caja. Como dijimos anteriormente desde el volumen de producción supuestamente a Martínez le fue bien logró más de 60.000 kg/ha. Es que como también dijimos  Martínez tuvo que refallar porque el 12 de septiembre hubo una helada que destruyó gran parte de lo que habían plantado los productores y allí termina replantando un híbrido. Esto también ya lo expusimos. Estos dichos de Martínez, son afirmado por otros productores a los cuales consultamos, y que refallaron con plantines “oficiales”.

Volviendo a los números de la planilla en análisis, la diferencia en Kg que le faltan a este “beneficiario”, según se deduce de los dichos del coordinador frutihorticola  del Ministerio, Carlos Labrousse, surge de la supuesta clasificación que hace la fábrica, donde le consideran a Martínez que casi 39.000 kg estaban inaptos, es decir que no servían, a los propósitos pre acordados. Pero nunca le dieron a Martínez, y se entiende que a ningún productor, una planilla de la fábrica firmada por algún responsable técnico, donde le digan la cantidad de Kg que le desestimaron y en que se basaron para eso.  De la misma planilla surge que a Martínez, le dieron $ 103917,20 (pesos) en concepto de plantines, fertilizantes, agroquímicos, combustible y  algo de adelanto de cosecha. Con los Kg de tomate reconocidos a Martínez (82823,31 kg), según, en “teoría la declaración de fábrica” le corresponden $144940,79 pesos, es decir $ 1,75/kg , que sumando el IVA  del 10,5 % (para el sector primario) se eleva a $160159,58 a este monto LE DESCUENTAN  los $ 103917,20 (pesos), los costos; quedando para este productor  “Teóricamente”  $56242, 38 pesos, pero a ese monto le aplican otro descuento, que nadie explica de $33362,44 , quedando un neto a Cobrar de $22879,94.  

En conclusiones Martínez, un productor “no reconocido” por el Ministro “ganó la suma en pesos de ” $22879,94 que tuvo que facturarle (Factura A) a la AICAT SE.

Desde el Ministerio, según Labrousse, el Kg final de tomate se pagó $ 1,95 . En Dos pagos, uno en Marzo de $1,50 y el otro en Mayo (el resto para completar); de ser así, no solo NO se explican los descuentos que le realizaron a Martínez, por ejemplo, si no que le faltaría cobrar dinero sobre esos kgs (82823,31 kg) de tomates reconocidos. Lo curioso es que algunas planillas de productores  no tienen esos descuentos inexplicables. Pero si los descuentos de los insumos. Lo que no sabemos es, si a los empleados de producción y al funcionario de la AICAT SE le hicieron esos supuestos descuentos (se amplía abajo).  En otros casos, los mismos productores, quedaron debiendo al Ministerio de Producción, ya que su ganancia fue negativa o igual a cero, y les aplicaron los descuentos de insumos. Según Labrousse en declaraciones a nuestro medio, “por orden del Ministro le hemos condonado la deuda”…

Pero es que ese dinero lo puso alguien, y en teoría  Dulcor y  por la supuesta falta de cumplimiento de AICAT del convenio firmado con  la empresas alimenticia, en teoría deberían devolverle a Dulcor el dinero que según dicen desde la empresa cordobesa pusieron. De esto se deduce que será el Ministerio o AICAT, o sea el Estado el que deberá afrontar estas pérdidas. (Esto lo analizaremos al final del trabajo).

Este tema de los descuentos, y los falsos argumentos de todos los funcionarios quedan evidenciados cuando el coordinador Labrousse, en la publicación del Diario el Ancasti (Lo bueno lo malo y lo feo) dice que el Ministerio no les descontó los insumos a los productores, pero días después se contradice.  Es que, como vimos, en el análisis de esta planilla,  los descuentos fueron del 85%  sobre el tomate que le tomaron por “apto”, pero es que  Martínez, tuvo una “ayuda oficial” de $103917,20 pesos (insumos), sin considerar lo que él también puso  como capital propio para hacer poco más de 120.000  kg de tomates, y a la AICAT (Ministerio) que “ayuda” a los productores no le tembló la mano para descontarle a este productor sobre los kg que la industria había considerado tomate bueno o apto. Según los productores no les entregaron ningún documento técnico que les diga cuanto tomate no le consideraron apto. Lo que sí saben es que AICAT  pagó los Kg que supuestamente la misma  fábrica consideró aptos, pero ni AICAT que tenía el contrato con los productores pudo decirles algo sobre la clasificación del tomate. Tampoco, supieron decirles si había planillas firmadas por algún responsable técnico que certifica esa situación. Se deduce de esto que AICAT no hizo nada por defender los kg reales cosechados, o pelear por el productor ante la fábrica, el hecho consumado de la supuesta clasificación del tomate y solo se interesó en pagar una parte del tomate ya que tal vez , le servía a alguien que esos kg de Martínez y de muchos otros sean considerados inaptos, para no pagarlos.

Martínez sostiene que el total de su producción era de excelente calidad y dice que fueron entregados más de 120.000 kg.

Otro detalle importante: “Desde Aicat reconocieron  a este medio que Martínez entregó esos 120.000 Kg y también que le practicaron los descuentos”.

El caso del productor Alejandro Ocampo también es  paradigmático, tenía 6 Has en la Colonia Nueva Coneta, pero le hicieron la liquidación por 5 Ha. No vamos a redundar en otro análisis de planilla, pero la compartimos al pie de la nota, junto a la factura que entrega Ocampo para Cobrar.  Ustedes saque sus propias conclusiones.ocampo_planilla-bspline

factura_ocampo_54-mitchell lista 2
Factura de Ocampo a la AICAT

Otro  dato no menor, según Ocampo cuando tenía todo listo para cosechar nunca llegaron los cajones. Esto se repite en los dichos de otros productores, que pudieron cosechar algo. Sostienen que tenían que ir a buscarlos a otras parcelas cuando llegaba el flete supuestamente  a cargar. A todo esto tenían ya el problema de agua (que describimos más adelante), sumado a esto temperaturas por arriba de los 35º, el combo ideal para que el tomate se pierda en las mismas parcelas.

Es importante recalcar que la cosecha comenzó a mediados de diciembre 2016 y se extendió hasta mediados de enero 2017, en las Colonias.

La trampa de los cajones

Por otro lado, con el tema de los Cajones para cosecha es otra historia más, pero hay un común denominador siempre: La Improvisación por parte de quien debía velar para que proceso sea lo mejor posible, el Ministerio de Producción a través de la AICAT .

Se utilizaron 2700 cajones (también denominadas cajas) aproximadamente para toda la cosecha. Imagínense 2700 cajones para  supuestamente 3 millones de kg  de tomates como dicen desde el Ministerio, en una cosecha que no llegó ni a los 20 días. Desde la lógica esto no cierra nunca. Pero es lo que dicen, como fuimos viendo hay falsedades que quedan expuestas.

Esos cajones para cosecha supuestamente tenían prioridad, en realidad todo el proceso tuvo prioridades. Por ejemplo para Oscar Córdoba, Chofer del Ministerio de Producción, afectado a la AICAT SE, el cual hizo en la Colonia Nueva coneta  4 hectáreas en sociedad, de las cuales 2 hectáreas se plantaron en una parcela ubicada entre las calles Nº 13 y 3  donde Córdoba supuestamente  es arrendatario y  las otras 2 hectáreas en una parcela ubicada entre  las calles Nºs 15  y 4; parcela supuestamente de Nicolás Alini (MIEMBRO DEL DIRECTORIO DE AICAT).

Esta última parcela tiene 16 Hectáreas, de las cuales, utilizaron 2 para Tomates. Esta sociedad “Empleado/Funcionario” entre ambos como vemos hicieron 4 has. Y como sostuvo el mismo Córdoba, a nuestro medio, a él y su socio les fue muy bien con esta operatoria. De hecho entre los primeros kg de fruta recibidos en ALCO, lo certifican . Es que esto es como mínimo escandaloso, Alini (Director)  miembro de  AICAT , y su socio Córdoba (Empleado de Producción) fueron alcanzados por el plan de tomate que era para “Los “pequeños productores” como decía supuestamente el contrato. Ya que el ministro Chico sabe quién es productor y quien no; y  hasta se animó a decir que Pedro Martínez no lo era, qué opinará del director de la Aicat. Interesante para consultarlo.

Según Oscar Córdoba, lograron cosechar 40.000 kg/ha y a ellos les fue “Muy Bien”. Es como, un poco improbable que, quien hacía la operatoria (AICAT); cuyo director alcanzado por el programa, y se entiende que se recibía su propio tomate, y por ende se deduce que también se lo pagaba;   le fuese a ir mal en el negocio.

remitos026_aripe_sello-lanczos3 subir

Lo que faltaría determinar es, si se aplicaron los descuentos que sufrieron los otros productores, y también cuanto tomate “en teoría les descontó supuestamente la fábrica”. O simplemente sus dotes de “buenos productores” hicieron la diferencia.

Después de estos “Productores”, que tenían “ventajas” sobre los otros, hasta prioridad en la cosecha, continuaba el productor Ricardo Aripe, un supuesto ayudante del Coordinador del Programa Ing Labrousse. Es que Aripe, como él mismo se autoproclama es amigo personal y le hace supuestamente  algunos negocios de menudeo en las colonias a Labrousse. De hecho estos últimos días andaba vendiendo unos postes que Labrousse puso a la  venta. Este productor  hizo las 3 Has de tomate en una parcela ubicada entre las calles Nº 2 y Nº 13 en tierras que según sostienen los lugareños son supuestamente de Carlos Labrousse, el coordinador del programa Frutihortícola.  Según el mismo Aripe , su amigo lo orienta en lo que emprende. El tema es que tanto Córdoba, como Alini y Ricardo Aripe  aparentemente no perdieron dinero como los verdaderos productores.

Es importante aclarar que como el proceso de cosecha del tomate es muy corto desde el punto de vista agronómico, siempre es importante cosechar lo más rápido posible, ya que las temperaturas elevadas de esas fechas generan que la fruta rápidamente pierde su turgencia y entre en un proceso de descomposición. Sumado a esto hay que señalar que el canal de riego se rompió la noche del 23 de Diciembre de 2016, en medio de la cosecha, en el momento clave para el cultivo desde el punto de vista fisiológico, en cuanto a su necesidad de agua, y es por ello que la necesidad de cosechar más rápido era imperiosa. Pero como dijimos la prioridad era de Córdoba, su socio, orden seguida el tomate de Aripe , en las supuestas tierras de Labrousse. Y para el final el resto de los productores.

El canal llevó  más de 10 días para ser reparado. Otro punto interesante: Según los productores la cosecha fue improvisada, no hubo nadie de Producción que coordine este proceso, el más importante de la campaña. Ni siquiera el Coordinador del Programa estuvo presente, y es que el mismo Labrousse no estaba en la provincia; supuestamente había viajado al Exterior (Orlando) en vísperas a las fiestas navideñas, antes de iniciar la cosecha.

Todo fue improvisado , con otros fines y lejos de llevar soluciones solo trajo problemas a los verdaderos productores .

Mañana continuará con la última entrega de este trabajo de investigación…

Además

Advierten sobre el riesgo del boom del crédito en el país

Los economistas Guillermo Calvo (foto), de la Universidad de Columbia y Carmen Reinhart, académica en …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: