Inicio / Actualidad / Tucumán, sede de la cumbre mundial del azúcar

Tucumán, sede de la cumbre mundial del azúcar

Hace tiempo que la industria del azúcar perdió la dulzura pero logró hacer de la caña una suculenta fuente de energía para que esa cadena productiva de mano de obra intensiva se siga desarrollando. Argentina no es un jugador mundial de peso pero logró convertirse en la capital mundial del azúcar al haber sido elegida sede para el XXX Congreso Internacional de la ISSCT (International Society of Sugar Cane Technologists) que reúne a los principales científicos y técnicos mundiales de la industria.

Esta cumbre se realizará del 31 de agosto al 8 de septiembre en Tucumán como epicentro y luego en Salta y Jujuy. El congreso se organiza cada tres años y Argentina disputó sede con los principales productores internacionales. En la última reunión de Tailandia se optó finalmente por Tucumán, “a 1.400 kilómetros del Obelisco”, como dijo en tono de broma y mucha satisfacción, el gobernador Juan Manzur, este jueves en un lanzamiento a toda pompa en el Palacio San Martín.

La ISSCT busca el intercambio de experiencias y la innovación en el cultivo de la sacarífera. La institución fue fundada en 1924.

Tucumán, con 15 ingenios, explica el 60% de la producción argentina y el resto se reparte entre Salta con dos ingenios y Jujuy con tres. En menor medida, Santa Fe y Misiones hacen su aporte.

El Canciller Jorge Faurie, que definió como un hito a este Congreso, recordó que el azúcar, con el trapiche, desarrolló la primera industria pesada del país.Manzur se explayó sobre el Obispo Colombres, uno de los congresistas que declaró la Independencia del país en 1816 en Tucumán y quien inició la industria azucarera.

Para la sede del Congreso convirtieron un predio de ocho hectáreas de la Sociedad Rural tucumana en un centro de convenciones de última generación con aportes del Estado nacional y provincial.

Jorge Scandaliaris, presidente del Comité Organizador, explicó: “La caña no es solo azúcar tiene un creciente protagonismo como fuente renovable de energía, utiliza la bioenergía para frenar el cambio climático y la biomasa”. A su vez, Manzur destacó que en su hora pico Tucumán consume entre 600 a 650 megawatts de energía. “Si los 15 ingenios la co- generaran nos podríamos auto abastecer”, soltó.

Scandaliaris añadió que hace 110 años se creó la estación experimental Obispo Colombres y destacó la innovación en la industria. Al Congreso asisten 2.500 empresarios y científicos de 80 países.

La ceremonia, a la que llegó a último momento y casi con el último suspiro por el caos de tránsito el gobernador Urtubey, fue una muestra de la ausencia de grieta en ese sector que en Tucumán ocupa a 50.000 personas.

En primera fila estaba el radical José Cano junto al ex titular del Foncap y actual “canciller de Tucumán”, Jorge Neme, y el presidente de la Rural, Daniel Pelegrina. Y no faltó ninguno de los protagonistas de la industria, desde Carlos Blaquier hijo, Javier Goñi, Hernán Maurette, presidente del Centro Azucarero, y Catalina Lonac, entre tantos otros.

 

Además

Incesante trabajo de Defensa Civil tras el fuerte viento en el Valle Central

A raíz del fuerte viento de este martes a la mañana, personal de Defensa Civil …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: